Despliega el menú
Internacional

Dos diócesis de EE. UU. divulgan los nombres de 58 sacerdotes acusados de abusos

Con estas ya son cerca de 50 las que han publicado listas con nombres de más de 1.200 curas que presuntamente abusaron sexualmente de menores.

El jurado de Pensilvania criticó que los líderes de la Iglesia "prefirieron proteger a los abusadores y a la institución".
Dos diócesis de EE. UU. divulgan los nombres de 58 sacerdotes acusados de abusos
rawpixel.com

Dos diócesis católicas del estado de Virginia (Estados Unidos) publicaron este miércoles sendas listas con los nombres de un total de 58 clérigos acusados de haber cometido abusos sexuales a menores a lo largo de las últimas cinco décadas.

En una carta firmada por el obispo de Richmond, Barry C. Knestout, y publicada en la página web de la propia congregación, el religioso dio a conocer, en aras "de la transparencia y de la rendición de cuentas", los nombres de 42 clérigos sobre los que pesan "acusaciones creíbles".

Además del listado de nombres, en los que se detalla qué sacerdotes han sido suspendidos o expulsados y cuáles ya fallecieron, Knestout aprovecha la misiva para expresar sus disculpas a las víctimas.

"A todos aquellos que sufrieron abusos del clero, lo lamento sincera y profundamente. Lamento que hayáis tenido que soportar la carga del daño que sufristeis de manos de aquellos en quienes confiabais", escribió el obispo.

En una carta en tono similar, el obispo de Arlington, Michael F. Burbidge, reveló los nombres de 16 miembros de su congregación que se han enfrentado a esas mismas acusaciones, algunas de las cuales se refieren a hechos ocurridos en 1974.

"La publicación de esta lista nos provocará una serie de emociones a todos nosotros. Vergüenza, frustración, enfado y dolor; son todas emociones naturales en un momento como este, y las comparto", aseguró Burbidge en la misiva.

La divulgación de estos nombres se produce en el marco de la controversia que suscitó el pasado mes de agosto la publicación de un informe judicial en el estado de Pensilvania en el que se denunciaban miles de casos de abusos a menores por parte de miembros de la iglesia católica.

Después de la publicación de este informe, cerca de 50 diócesis estadounidenses han publicado listas con nombres de más de 1.200 curas acusados de abuso sexual a menores.

En ese documento, el jurado de Pensilvania criticaba que todos los casos identificados fueron dejados de lado por los líderes de la Iglesia "que prefirieron proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo".

Por su parte, el Vaticano calificó de "criminales" los abusos de sacerdotes a menores descritos en el informe de Pensilvania y consideró que "debería haber asunción de responsabilidad" de los abusadores y de quienes "permitieron que se produjeran".

Etiquetas
Comentarios