Despliega el menú
Internacional

Bien común

Stacey Abrams, representante negra del Partido Demócrata, dio una inteligente réplica al discurso del estado de la Unión de Donald Trump.

La representante demócrata Stacey Abrams
La representante demócrata Stacey Abrams
Reuters TV

Por primera vez en la historia, es una mujer negra quien ha respondido al ‘State of the Union’, un discurso que el presidente de Estados Unidos pronuncia cada año para hacer balance y hablar del estado de la nación. Quién ofrece esta respuesta es significativo, y que este año haya sido la demócrata afroamericana Stacey Abrams es un símbolo de un momento en el que se reconoce la importancia de dar voz a las mujeres, a las distintas razas, a las minorías. En su respuesta, Abrams -activista de los derechos civiles- daba argumentos desde el más puro sentido común: reivindicó la asistencia médica universal y una mejora en la calidad de la educación, cuestionó las extrañas opiniones de Trump sobre el cambio climático e hizo referencia a sus políticas anti-inmigración, y recordó que su país no es más fuerte por tener un muro, sino por la cantidad de gente valiosa que ha llegado a él desde distintas partes del mundo.

Stacey Abrams terminó su mensaje diciendo que, a pesar de todo, no quiere que el presidente de su país fracase. Y aunque sé que eso forma parte de la retórica y del discurso político, me ha parecido que Abrams, con argumentos y sin exaltación, ha hecho algo muy necesario: elevar el debate y recordar que todos deberían trabajar en una sola dirección, el bien común. Y eso, ay, me ha hecho pensar en nuestros políticos, que ni siquiera son capaces de disimular y que están tan ocupados insultándose que olvidan que trabajar por ese bien común es el motivo por el que fueron elegidos.

Eva Cosculluela es librera

Etiquetas