Despliega el menú
Internacional

Maduro se empeña en rechazar ayuda humanitaria y Guaidó suma reconocimientos

El presidente del Parlamento pidió a Uruguay que no permita la transferencia de unos 1.000 millones de dólares que, aseguró, intenta hacer el Gobierno de Maduro a ese país.

Nicolás Maduro durante un acto de Gobierno con militares este lunes en Maracay.
Nicolás Maduro durante un acto de Gobierno con militares este lunes en Maracay.
Reuters

La pugna entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro por el poder Ejecutivo en Venezuela avanzó este lunes cuando el primero sumó el reconocimiento de una veintena de países europeos mientras el segundo hizo valer su dominio de las instituciones al asegurar que no aceptará el ingreso de ayuda humanitaria.

"A Venezuela no se le puede hacer una promesa falsa de una supuesta ayuda humanitaria (...) no somos mendigos de nadie", dijo Maduro en otro acto con militares en el estado de Aragua (norte), que fue transmitido por el canal estatal VTV.

Agregó que el país puede salir de sus problemas con esfuerzo y trabajo, e instó a rechazar el "show malo y barato" de la oposición, que liderada por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó -quien se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente encargado-, impulsa la ayuda humanitaria junto a otros países.

Según Maduro, la oposición, que tildó de "oligarquía", necesita "ayuda mental para ver si algún día tienen un poco de dignidad y se le plantan a quienes desde el norte nos tratan y nos maltratan con órdenes y contraórdenes".

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) pidió a las autoridades permitir el ingreso de la ayuda humanitaria "como un medio para mitigar el impacto de la crisis sobre la gente más vulnerable".

Los jerarcas católicos aseguraron en un comunicado que en todas las comunidades del país se vive "una dolorosa situación de injusticia y sufrimiento por la carencia de lo necesario para una vida digna y productiva, y la indefensión ante la justicia".

La CEV añadió que los venezolanos buscan "un cambio político a través de un proceso de transición pacífica y transparente, que lleve a elecciones libres y legítimas para retomar el rumbo democrático y lograr la recuperación del Estado de derecho".

Este planteamiento es una suerte de respaldo a otro del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, que no reconoce la legitimidad del segundo mandato de Maduro por haber obtenido su reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.

Guaidó volvió a pedir a los militares que permitan el ingreso de alimentos y medicinas por las fronteras y denunció tener información sobre algunos miembros del alto mando militar que evalúan la posibilidad de robar estos productos.

El titular del Parlamento expresó también un "profundo agradecimiento" al jefe del Ejecutivo de España, Pedro Sánchez, y al "pueblo español" por reconocerle como presidente encargado.

Una mayoría de países de la Unión Europea reconoció este lunes a Guaidó como presidente interino hasta la convocatoria de elecciones, lo que Rusia calificó de injerencia "directa e indirecta" en los asuntos venezolanos.

Ante ello, el Gobierno de Maduro anunció que "revisará integralmente" las relaciones que mantiene con estas naciones que no le reconocen como mandatario legítimo, mientras Guaidó adelantó que el martes designará representantes diplomáticos en esos países.

Según el chavismo gobernante, la revisión de las relaciones comienza "a partir de este momento" y hasta que esas naciones aprueben "una rectificación que descarte su respaldo a los planes golpistas y los reencauce hacia el respeto irrestricto del derecho institucional".

También en esta jornada, Guaidó pidió a Uruguay que no permita la transferencia de unos 1.000 millones de dólares que, aseguró, intenta hacer el Gobierno de Maduro a ese país.

"Están tratando de mover desde Bandes un dinero que está en una de las cuentas a Uruguay, el llamado es a Uruguay para que no se preste para que roben parte del dinero, podemos estar hablando de entre 1.000 y 1.200 millones de dólares", dijo.

Según el líder de la Cámara, el Gobierno de Maduro intenta mover los recursos desde una cuenta en otro país, que no especificó, del propio Bandes, y dijo que fue informado del hecho por miembros de "altísimos círculos" de la entidad financiera.

En ese sentido, aseguró que estará "muy vigilante" y tomará las "acciones pertinentes" en las próximas horas.

Guaidó elevó la tensión política en Venezuela hace dos semanas al jurar ante cientos de miles de ciudadanos que asumía el mando del Ejecutivo por considerar que Maduro usurpa la Presidencia, y desde entonces ha ido ganando reconocimiento internacional como la máxima autoridad del país petrolero.

Etiquetas
Comentarios