Despliega el menú
Internacional

Españoles que salvaron a judíos del Holocausto, protagonistas de una exposición de la ONU

El lema de la muestra 'Más allá del deber' subraya que muchos de estos diplomáticos antepusieron los derechos humanos a su trabajo.

El campo de exterminio de Auschwitz.
El campo de exterminio de Auschwitz.
Reuters

La sede de Naciones Unidas en Ginebra acoge desde este viernes la exposición 'Más allá del deber', en la que se recuerda a los diplomáticos de todo el mundo que durante la II Guerra Mundial ayudaron a miles de judíos a escapar de los territorios ocupados por los nazis y huir del Holocausto, entre ellos varios funcionarios españoles y latinoamericanos.

La exposición, que puede verse en la Sala de los Pasos Perdidos del Palacio de las Naciones de Ginebra, se abre en la víspera de la celebración del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que conmemora cada 27 de enero la fecha en la que, en 1945, el ejército soviético liberó el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

España es uno de los países con más representación en la muestra, ya que en ella se recuerda a personajes como Ángel Sanz Briz, apodado 'el Ángel de Budapest' por haber salvado a unos 5.000 judíos húngaros de ser deportados a Auschwitz.

También conmemora a José Ruiz Santaella, agregado cultural de la Embajada en Berlín, que junto a su esposa escondió a refugiadas judías en su casa; a Eduardo Propper de Callejón, que ayudó a los judíos de la Francia ocupada; y a Sebastián de Romero, que protegió cientos de sefardíes de las masivas deportaciones en Grecia.

El lema de la exposición subraya que muchos de estos diplomáticos antepusieron los derechos humanos a su trabajo, y algunos de ellos incluso desobedecieron órdenes de sus gobiernos de no conceder visados o pasaportes a refugiados judíos, lo que a algunos les costó su empleo o incluso les forzó a no regresar nunca a su país.

Fue el caso de Samuel del Campo, encargado de negocios de la Embajada de Chile en Bucarest, que salvó a unos 1.200 judíos de Rumanía y Polonia, y nunca regresó a su país tras ser sancionado por desobedecer órdenes de la diplomacia chilena.

Similar situación afrontó el cónsul general de Perú en Ginebra (Suiza) durante la Segunda Guerra Mundial, José María Barreto, también recordado en la muestra por procurar pasaportes peruanos a judíos en Alemania y que fue destituido de su cargo por ello.

Otro diplomático latinoamericano en la muestra es el salvadoreño José Arturo Castellanos, quien fuera cónsul de su país en Hamburgo (Alemania) y en Ginebra, desde donde salvó las vidas de cientos de judíos perseguidos en la Francia ocupada y en Alemania.

La exposición está patrocinada por el Gobierno de Israel, y todos los que aparecen en ella fueron declarados por el Estado hebreo como "Justos entre las Naciones", un honor concedido a miles de extranjeros que, como el famoso empresario alemán Oskar Schindler, salvaron las vidas de judíos durante el Holocausto.

Etiquetas
Comentarios