Despliega el menú
Internacional

China urge a EE. UU. a no pedir a Canadá la extradición de la directora de Huawei

Pekín y Ottawa protagonizan una crisis que se inició tras la detención de Meng en Canadá el pasado 1 de diciembre a petición de Estados Unidos, por una supuesta violación de las sanciones a Irán.

Una persona muestra su apoyo a la directora financiera de Huawei.
China urge a EE. UU. a no pedir a Canadá la extradición de la directora de Huawei
Reuters

Pekín urgió este martes a Washington a no presentar ante las autoridades canadienses una petición de extradición de la directora financiera de la empresa tecnológica china Huawei, Meng Wanzhou, que permanece en Canadá en libertad bajo fianza.

"Urgimos a Canadá a liberarla de inmediato y a salvaguardar sus derechos e intereses legítimos, y a EE. UU. a cancelar la orden de arresto y a abstenerse de presentar cualquier petición formal de extradición ante Canadá", dijo este martes la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Hua Chunying durante la rueda de prensa diaria.

El embajador de Canadá en EE. UU. ha revelado la intención de Washington de solicitar formalmente la extradición de Meng, un trámite cuyo plazo de presentación caduca el próximo 30 de enero, según la prensa canadiense.

"Responderemos en consonancia con cualquier acción ulterior que tome el lado estadounidense", aseveró la portavoz, al tiempo que advirtió de que "cada uno debe asumir las responsabilidades de lo que hace, y eso se aplica a todos los países".

Pekín y Ottawa protagonizan una crisis que se inició tras la detención de Meng en Canadá el pasado 1 de diciembre a petición de Estados Unidos, por una supuesta violación de las sanciones a Irán.

Días después del arresto de Meng, China detuvo a dos canadienses, Michael Kovrig y Michael Spavor, supuestamente por poner en riesgo la seguridad nacional china, que siguen bajo custodia policial.

La crisis se agravó el pasado 14 de enero con la condena a muerte, por tráfico de drogas, dictada por la justicia china contra el canadiense Robert Lloyd Schellenberg, que había sido sentenciado inicialmente a 15 años de prisión, pero la Fiscalía china recurrió y el tribunal aumentó su castigo con la pena capital.

Etiquetas
Comentarios