Despliega el menú
Internacional

Maduro jura para su segundo período y será presidente de Venezuela hasta 2025

El presidente venezolano ha recibido acusaciones de ilegitimidad por la forma en la que consiguió la reelección.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela hasta 2025.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela hasta 2025.
Reuters

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juró este jueves su segundo periodo de gobierno que lo mantendrá en el poder hasta 2025 en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que el líder chavista consiguió la reelección.

El mandatario tomó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, acompañado por otros seis jefes de Estado, que fueron los únicos en asistir a este acto señalado por opositores y buena parte de la comunidad internacional como el inicio de la "usurpación" de la Presidencia de Venezuela.

"Juro a nombre del pueblo de Venezuela (...) que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución", dijo Maduro ante el presidente del TSJ, Maikel Moreno, y en medio de los aplausos de simpatizantes.

"Aquí estoy, listo, de pie, para democráticamente llevar las riendas de nuestra patria hacia un mejor destino (...) hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la constitución, con la democracia y con nuestro pueblo", prosiguió el mandatario entre los aplausos de sus simpatizantes.

El juramento, indicó el mandatario, es un compromiso con el que procura "defender la independencia e integridad absoluta de la patria, procurar llevar a la prosperidad social y económica" al pueblo venezolano y "construir el socialismo del siglo XXI".

La toma de posesión se lleva a cabo en el TSJ y no en el Parlamento, como indica la Constitución, después de que el Supremo declarase a la Cámara en "desacato" en 2016, pocas semanas después de que la oposición se hiciera con la mayoría de los escaños.

La legitimidad del segundo mandato de Maduro ha sido cuestionada por la oposición venezolana y numerosos gobiernos extranjeros, que no reconocen los resultados de las elecciones de mayo pasado en las que el jefe de Estado fue reelegido con cerca del 70 % de los votos.

En esta contienda no pudieron participar los principales dirigentes del antichavismo pues habían sido inhabilitados políticamente.

Por estas razones, la mayoría de los países de Latinoamérica no envió ningún representante a la toma de posesión, igual que lo hicieron Estados Unidos y la Unión Europea.

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; y Abjasia, Raul Jadyimba (los dos últimos países no reconocidos por Naciones Unidas) encabezan la lista de dignatarios que sí acudieron al acto.

Ante ellos y otra treintena de representantes internacionales Maduro denunció haber sido víctima de "ataques brutales de una derecha extremista y fascista" desde dentro y fuera de Venezuela que, remarcó, llevan a cabo una "campaña diaria" contra la revolución bolivariana.

Su país, dijo, vive bajo un sistema "profundamente democrático", y en los próximos seis años corregirá los problemas económicos causados por la corrupción.

La jura del segundo mandato salpicó solo las cercanías del Supremo mientras el resto de la capital mantuvo su ritmo diario; ralentizado y sin festividad.

Dos horas más tarde, el presidente acudió al más grande fuerte militar del país, también en Caracas, donde el Alto Mando de la institución castrense le juró lealtad y obediencia tras reconocerlo una vez más como su comandante en jefe.

Maduro llegará a 12 años en el poder tras haber obtenido en mayo pasado el 70 % de los votos en una contienda señalada de fraudulenta y en la que no pudieron participar los principales dirigentes del antichavismo pues habían sido inhabilitados políticamente.

Por estas razones, la mayoría de los países de Latinoamérica no envió ningún representante a la toma de posesión, igual que lo hicieron Estados Unidos y la Unión Europea.

Esta misma jornada la Organización de Estados Americanos (OEA) acordó "no reconocer la legitimidad" de Maduro desde hoy, y llamó a que se celebren nuevos comicios "en una fecha cercana" con observación internacional.

Entretanto, la UE lamentó que se haya concretado la investidura del líder chavista después de hacer "caso omiso" al llamamiento para la celebración de unas elecciones democráticas y opinó que ello aleja una solución constitucional negociada.

Durante el primer discurso de su segundo mandato, Maduro pidió a los Veintiocho el cese de las "agresiones" contra su Gobierno, al tiempo que acusó a los líderes europeos de "intolerancia" y "racismo".

Etiquetas
Comentarios