Despliega el menú
Internacional

La tormenta Usman deja 122 muertos y más de 30 desaparecidos a su paso por Filipinas

191.597 personas se encuentran desplazadas pero solo 24.894 están siendo atendidas en centros de acogida, por lo que las autoridades han declarado el estado de calamidad en Camarines del Sur.

Inundaciones causadas por la tormenta Usman en Filipinas
Inundaciones causadas por la tormenta Usman en Filipinas
Efe

Al menos 122 personas han muerto y más de una treintena permanecen desaparecidas por las inundaciones, deslizamientos de tierra y otras catástrofes causadas por la tormenta Usman a su paso por Filipinas, informaron este miércoles fuentes oficiales. Este ciclón ya es el segundo más mortífero de 2018.

Los desaparecidos se concentran en dos de las regiones más sacudidas por las lluvias, Bícol y Bisayas Orientales, en el este del país, según un portavoz de la oficina para la gestión de desastres.

Sólo en la región de Bícol, 105 personas han perdido la vida. En dicha zona, cinco provincias se han visto gravemente afectadas por las inundaciones y los deslaves causados por la depresión tropical, que ha dejado a su paso fuertes precipitaciones.

En la provincia de Camarines Sur se han registrado 57 muertos y 20 desaparecidos, la mayoría a causa de los corrimientos de tierra, tal y como han explicado las autoridades locales. El balance de fallecidos en Bisayas Orientales es de 13 personas, mientras que otras cuatro perdieron la vida tras ahogarse en las provincias de Laguna y Mindoro Oriental.

El Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres (NDRRMC, siglas en inglés), el organismo filipino que coordina la información durante las catástrofes, situó la cifra de desplazados en 191.597 personas y en 40 los heridos.

Del total de afectados, solo 24.894 filipinos se encuentran atendidos en centros de acogida instalados en las regiones central y septentrional del país, las más afectadas.

El número de víctimas "está pendiente de verificación", advirtió el NDRRMC en su último comunicado.

Las autoridades locales han declarado el estado de calamidad en Camarines del Sur, una provincia de la región de Bicol, situada en el sureste de Luzón, cuya capital es Pili y que cuenta con una población de casi dos millones de habitantes.

La medida agilizará el desembolso de fondos para atender los afectados y reparar el daño en la red de infraestructuras.

Visayas Oriental, junto a Bicol, es la otra región filipina más castigadas por Usman, una depresión tropical que tocó tierra el sábado pasado y que ya se encuentra fuera del país.

Filipinas recibe entre 15 y 20 tifones todos los años durante la estación lluviosa o del monzón, que comienza por lo general en mayo o junio y concluye en noviembre o diciembre.

Etiquetas
Comentarios