Despliega el menú
Internacional

Héroes y santos

Por
  • Pedro Rújula
ACTUALIZADA 30/11/2018 A LAS 05:00
100º aniversario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial
100º aniversario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial
Agencias

Hace ahora cien años, el 11 de noviembre de 1918, tuvo lugar en Compiègne la firma del armisticio que ponía fin a la I Guerra Mundial. Para conmemorar la fecha, las autoridades francesas han desarrollado un programa de actos que se ha visto envuelto por la polémica. El problema es muy sencillo. El mariscal Petain, el vencedor de Verdun, uno de los héroes de la Gran Guerra, que debería ser reconocido en estos actos, cuenta en su biografía posterior con una actuación mucho menos ejemplar. Petain, además del artífice de la victoria francesa de 1918, fue también quien firmaría en 1940 el armisticio con la Alemania de Hitler y quien presidiría el régimen autoritario de Vichy que colaboró con los nazis. ¿Debería ser excluido su nombre de la celebración?

La cultura nacional y la religiosa han construido, y siguen haciéndolo, historias oficiales y vidas de santos, confiadas en el valor instructivo de los relatos ejemplares. Construyen para ello héroes y santos a medida inspirados por las necesidades o por la oportunidad, adaptados a la sensibilidad de una época o a los intereses del poder. Son individuos de una pieza orientados a inspirar virtudes o ideas, con independencia de que el personaje se corresponda con la persona. Lo importante es la ejemplaridad. Descubrir que los hombres, también los grandes, se han forjado en circunstancias complejas, que han evolucionado con el tiempo, que han vacilado, retrocedido, errado o, incluso, traicionado, es un rasgo de madurez democrática e intelectual.

Pedro Rújula Profesor de Historia Contemporánea (Unizar)

Etiquetas