Despliega el menú
Internacional

Viktor Orbán y Chuck Norris, una amistad a prueba de golpes

El actor y el político nacionalista coinciden en su apoyo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Viktor Orbán y Chuck Norris.
Viktor Orbán y Chuck Norris.

¿A quién recurre el primer ministro de Hungría, el conservador nacionalista Viktor Orbán, para examinar la preparación de sus unidades antiterroristas? A un especialista en peleas cinematográficas como Chuck Norris.

El legendario actor y experto en artes marciales estadounidense estuvo estos días en Budapest, donde fue recibido afectuosamente por Orbán, quien colgó un vídeo en Twitter sobre "una amistad" que parece a prueba de golpes.

"He leído tanto sobre ti que siento que ya nos conocemos", le dice Norris a Orbán antes de darle un cálido abrazo nada más verse en lo que parece el vestíbulo de un hotel.

"El 90 % de los comentarios sobre mí son negativos", le cuenta Orbán al actor. Y agrega: "Los liberales me odian".

Chuck Norris interviene entonces y afirma: "como a (Donald) Trump", a lo que Orbán precisa con visible orgullo: "un poco más que eso", lo que despierta una carcajada en el actor.

El actor, karateka y exmilitar, y el político nacionalista coinciden en su apoyo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sin olvidar que el primer ministro húngaro fue el único líder de la Unión Europea (UE) que apoyó la campaña del republicano en las elecciones de 2016.

Norris, de 78 años y convertido en las redes sociales de Internet en el símbolo de un 'tipo duro', pertenece al reducido grupo de actores que apoyan a Trump, junto a Clint Eastwood o Kirstie Alley, entre otros.

En una entrevista con un diario húngaro cercano al Gobierno, "Magyar Idök", el actor que se opone al aborto y al matrimonio homosexual, ha asegurado que "Donald Trump hace muy bien lo suyo, no es un político mediocre".

Orbán, de 56, es por su parte uno de los políticos más controvertidos de Europa, conocido por sus críticas a la inmigración musulmana, su supuesta defensa de la identidad cristiana y sus posiciones ultraconservadoras.

Es también considerado cercano al presidente autoritario de Rusia, Vladimir Putin, y tiene una buena relación con movimientos de extrema derecha en toda Europa.

Etiquetas
Comentarios