Despliega el menú
Internacional

Rusia cierra el estrecho de Kerch tras la incursión de la Armada ucraniana

El Servicio Federal de Seguridad de Crimea acusó a tres barcos de la Armada ucraniana de dirigirse desde el mar Negro en dirección al estrecho sin haber solicitado permiso para el tránsito

Rusia cierra el estrecho de Kerch tras la incursión de la Armada ucraniana
Rusia cierra el estrecho de Kerch tras la incursión de la Armada ucraniana
Reuters

Rusia cerró este domingo el estrecho de Kerch, que une los mares Negro y Azov, después de la incursión de la Armada ucraniana en sus aguas territoriales, informó este domingo la empresa portuaria que gestiona el tránsito marítimo en la zona de Crimea.

"El paso a través del estrecho de Kerch para los barcos civiles queda cerrado", comunicó Alexéi Volkov, director general de la empresa Puertos Marítimos Crimeos, a medios oficiales.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Crimea acusó a tres barcos de la Armada ucraniana de dirigirse desde el mar Negro en dirección al estrecho sin haber solicitado permiso para el tránsito, lo que las autoridades rusas consideran "una provocación" destinada a desencadenar "una situación de conflicto en la región".

Después de denunciar la violación de las aguas territoriales, el FSB de Crimea aseguró que los buques ucranianos "maniobran peligrosamente" y se niegan a subordinarse.

El FSB destaca que está adoptando "todas las medidas para garantizar la seguridad de la navegación y el orden del tránsito de barcos en los mares Negro y Azov, y en el estrecho de Kerch".

Mientras, la Armada ucraniana asegura que sus tres buques -dos lanchas artilladas y un remolcador- "siguen cumpliendo en el mar con las misiones que se les han encargado...en cumplimiento con las normas del derecho del mar".

Previamente, denunció a través de Facebook que la lancha de guardiafronteras rusa Don embistió a uno de sus remolcadores, cuyo motor y casco resultaron dañados en el incidente, en lo que Kiev considera una "provocación".

La tensión en el Azov ha ido en aumento desde la inauguración en mayo pasado del puente de 19 kilómetros que une Crimea con Rusia, tras lo que Moscú incrementó notablemente el número de inspecciones de los buques a su paso por el estrecho de Kerch, lo que Kiev considera un bloqueo, de facto, de sus puertos.

Enfrentados ya por la anexión rusa de Crimea y el conflicto armado con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania, la tensión ha atraído la atención de la Unión Europea, Estados Unidos y la OTAN, que no han dudado en tomar partido en favor de Kiev.

Etiquetas
Comentarios