Internacional
Suscríbete

El Gobierno francés incluirá los patinetes eléctricos en el código de tráfico

La ministra de Transportes ha asegurado que este tipo de vehículos "podrán circular en los carriles bici, pero no en las aceras".

Patinetes eléctricos.
Patinetes eléctricos y bicis de alquiler sin estación, un peligro para los discapacitados visuales
Paola Berné

Los patinetes y otros dispositivos eléctricos de movilidad personal serán incluidos en una nueva categoría del código de circulación para prohibir su uso sobre aceras, anunció este martes la ministra de Transportes francesa, Élisabeth Borne. "No es posible permitir que aparatos que circulan a 20 ó 30 kilómetros por hora pongan en peligro la seguridad de los peatones", dijo en la Asamblea Nacional.

Borne destacó que aunque esos dispositivos eléctricos forman parte de las nuevas soluciones de movilidad, "la innovación solo es posible si se desarrolla en un marco adaptado, permitiendo que todos se beneficien de ellos, lo que incluye la seguridad de sus usuarios y también de los peatones".

La ministra, que ya avanzó a finales de septiembre su intención de legislar en este sentido, señaló ante los diputados que ese tipo de vehículos "podrán circular en los carriles bici, pero no en las aceras".

En los últimos meses, el uso de patinetes y otras máquinas como el monociclo eléctrico y el "hoverboard" se ha disparado en las principales ciudades del país, y muchos usuarios se sirven principalmente de las aceras para moverse.

En París, la empresa californiana Lime instaló a finales de junio su servicio de patinetes eléctricos con una velocidad de hasta 24 kilómetros por hora y una autonomía de 50 kilómetros, por una tarifa de un euro por su uso más 0,15 céntimos cada minuto.

En septiembre, empezó a funcionar también en Burdeos, donde ya existen otros servicios privados similares, como "Wind", compañías de "free floating" en las que el usuario accede a los aparatos sin abono mensual y puede dejar el vehículo aparcado en cualquier lugar.

Esto ha despertado la ira de las asociaciones de peatones, que denuncian continuos accidentes. "A veces no podemos ni caminar. Hay un riesgo de ser atropellado por el patinete", lamentó el portavoz de la organización 60 Millions des Piétons, Jean-Paul Lechevalier, en el diario 'Le Figaro'.

La norma del Gobierno pretende poner un marco legal a esta situación inédita y se incluirá en la ley de orientación de movilidad, que se presenta este mes en Consejo de Ministros.

Borne insistió en que pretenden que los ayuntamientos puedan definir el conjunto de especificaciones para el desarrollo de estos nuevos servicios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión