Despliega el menú
Internacional

Theresa May anima el congreso de su partido al ritmo de ABBA

La 'premier' británica se marca un 'Dancing Queen' en el cónclave nacional de los conservadores

Theresa May en Birmingham.
May, en pleno baile en el escenario, este miércoles en Birmingham.
Darren Staples/Reuters

Theresa May tiene ritmo. La primera ministra británica suele marcarse un bailecito siempre que tiene oportunidad. Y este miércoles ha querido inaugurar así, con marcha, su intervención en el congreso general que celebra en Birmingham el Partido Conservador.

La música elegida ha sido el 'Dancing Queen', de ABBA, un título perfecto para esta reina de las pistas que, sin embargo, se enfrenta a un duro momento político. Entre las presiones de la UE para sellar un acuerdo sobre el 'brexit', las de los miembros de su partido que le exigen una postura más dura con Bruselas y las de quienes reclaman un nuevo referéndum, May ha buscado en este cónclave el apoyo de los suyos.

Por eso, la primera ministra ha advertido a sus colegas de que las divisiones internas en torno al acuerdo para abandonar la UE podrían catapultar al Partido Laborista al Gobierno y acabar con el 'brexit', respondiendo así a las maniobras para acabar con su liderazgo.

Se esperaba que la mandataria respondiera a las duras críticas lanzadas el día anterior por su ex ministro de Exteriores Boris Jonhson, que la acusó de "engañar" a los británicos por decir que Chequers, como se conoce al plan del Gobierno para el 'brexit', es la única opción y aseguró que hay "alternativas", si bien no las detalló.

La jefa de Gobierno no ha decepcionado. Ha irrumpido en el escenario contoneándose al ritmo de 'Dancing Queen'y, tras un pequeño capítulo de bromas, se ha adentrado en un discurso cuyo mensaje esencial ha sido la unidad.

May ha restado importancia a las diferencias en el seno del Partido Conservador sobre el Brexit, porque ya las ha habido sobre otras cuestiones, si bien ha instado a los suyos a no abrir brechas insalvables: "No debemos ser un partido que se pierda en la ideología, sino que se funde en principios sólidos (...) Seguridad, libertad y oportunidades".

Para despejar las dudas internas, ha ratificado que no traicionará el resultado del referéndum de 2016. "La gente ya votó y votó por salir", ha enfatizado, descartando la posibilidad de celebrar una segunda consulta sobre la continuidad de Reino Unido en la UE.

Etiquetas
Comentarios