Internacional

Israel deporta a una activista que organizó el viaje de Híjar a Palestina

El grupo de representantes españoles, que sí que pudieron entrar al país, aseguran que la experiencia les va a "ayudar a entender la situación que vive la población palestina".

Israel deporta a una activista que organizó el viaje de Híjar a Palestina
Unipau/ Youtube

Israel deportó este miércoles a la activista española Ana Sánchez, a la que el martes impidió la entrada al país por pertenecer al movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel (BDS), confirmó a Efe una portavoz del Ministerio de Interior israelí.

El vuelo de Sánchez despegó del aeropuerto internacional Ben Gurión, en la ciudad de Lod, a las 4:05 (1:05 GMT), donde el martes fue retenida por las autoridades israelíes.

El ministro de Interior israelí, Aryeh Deri, vetó el paso a la cooperante española "siguiendo una recomendación del ministro de Asuntos Estratégicos y Diplomacia Pública, Guilad Erdán" por ser "miembro sénior del Comité Nacional del BDS en España y directora de las campañas internacionales de la organización".

Sánchez, miembro de la Red de Solidaridad Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP), acompañaba a una delegación de nueve representantes públicos españoles de ayuntamientos y parlamentos autonómicos, entre ellos Pablo Híjar, concejal del Ayuntamiento de Zaragoza ,que llegó de visita para estrechar los "lazos de solidaridad con el pueblo palestino en Cisjordania".

"Se trata de una expulsión que lo único que hace es criminalizar a las personas defensoras de los derechos humanos y minar la libertad de expresión", expresó el grupo de representantes españoles en un comunicado.

Además de Híjar, también viajaban con Sánchez el tercer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, las diputadas de la Asamblea de Madrid, Isa Serra y Elena Sevillano, la diputada del Parlamento de Cataluña, Susanna Segovia o la concejala del Ayuntamiento de Valencia, Neus Fábregas.

De acuerdo a la ley local, las autoridades pueden no expedir visados ni permisos de residencias a los extranjeros implicados en acciones de boicot, aunque se contempla la posibilidad de que el Ministerio de Interior revise cada situación y autorice el acceso en casos particulares.

Los representantes españoles aseguraron en el escrito que "las deportaciones y la persecución de las voces críticas contra el Apartheid son parte del mismo" y que vivieron su detención con "gran angustia y frustración al no saber qué iba a ser de ella ni cómo la iban a tratar".

Desde la delegación quisieron recordar que "hay más de siete millones de personas refugiadas palestinas a las que se les niega el derecho al retorno" y que la experiencia les va a "ayudar a entender mejor la situación que vive la población palestina". Además, han agradecido la atención prestada por el servicio consular español.

El viaje de los representantes españoles se prolongará hasta el sábado.

Etiquetas
Comentarios