Despliega el menú
Internacional

Arabia Saudí vuelve a mostrar su peor cara a las mujeres

Arrestan a las principales activistas por la igualdad y acusan a una periodista de vestir "indecente" la misma semana en que se levantó el veto para que pudieran conducir.

El país ha iniciado una investigación contra una periodista que realizó un reportaje sobre mujeres al volante por vestir "indecente".
Arabia Saudí vuelve a mostrar su peor cara a las mujeres
Afp

La nueva Arabia Saudí del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, tiene dos caras muy diferentes, una mucho menos amable que la otra. La misma semana que el reino ha estado en los titulares de todo el mundo por permitir conducir a las mujeres, se ha vuelto a detener a importantes activistas que llevan años trabajando a favor de los derechos de las mujeres y se ha abierto una investigación sobre una periodista bajo la acusación de vestir "ropa indecente".

Shireen al-Rifaie, reportera saudí del canal de televisión de Dubai Al-Aan TV, viajó a Riad para informar sobre las primeras mujeres volante y ser ella misma protagonista de un reportaje. Pero abandonó rápidamente el país en cuanto empezó a circular su imagen en las redes con la etiqueta de "mujer desnuda conduce en Riad". La autoridad general para los medios audiovisuales abrió una investigación contra la periodista, a quien acusó de haber "violado las reglas y consignas" locales al vestir "ropa indecente".

Al-Rifaie llevaba un conjunto de pantalón, abaya y pañuelo de color blanco, pero al caminar ante la cámara la abaya solo tenía atado un botón y se dejaba ver un ligero escote y el pantalón. El pañuelo también estaba algo caído y mostraba parte de su pelo moreno. Un grado de "indecencia" que las autoridades ultraconservadoras estudian ajenas a que el propio príncipe anunció en el marco de sus reformas que la abaya dejaría de ser obligatoria.

La polémica suscitada por esta reportera -que fuera del reino se defendió diciendo que vestía de forma "decente"- volvió a poner sobre la mesa el largo camino que queda por recorrer en este país regido por el Islam ultraortodoxo.

En medio de la euforia mediática despertada por las primeras imágenes de mujeres al volante, expertos de la ONU instaron a Riad a liberar a las activistas arrestadas en las últimas semanas. Nueve relatores del organismo denunciaron que "defensoras de los derechos humanos han sido detenidas en una amplia redada en todo el país, lo cual es verdaderamente preocupante" y evidencia "una posición contradictoria" con las políticas aperturistas.

La última detenida es Hatoon al-Fasi, de 54 años, que había participado desde hace años en las campañas para pedir el fin del veto para conducir a las mujeres, según informó la ONG saudí con sede en Londres, Alqst. Este arresto se suma a los de mayo y desde entonces al menos nueve activistas no han sido liberados -cinco hombres y cuatro mujeres-. Les acusan de mantener contactos y apoyar a individuos y organizaciones "hostiles" al reino y se enfrentan a penas de prisión de hasta 20 años.

Se trata de las mujeres que más han luchado por derechos como el de poder conducir y cuando ha llegado el momento de disfrutar de los frutos de su lucha, les han encerrado en una campaña de detenciones que ha sido criticada por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Etiquetas
Comentarios