Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Carne humana

OPINIÓNACTUALIZADA 22/06/2018 A LAS 05:00
Salvini habla sobre inmigración en un programa de la televisión italiana.
Salvini habla sobre inmigración en un programa de la televisión italiana.
Andreas Solaro / AFP

El ministro de Interior italiano es un gran diplomático, un hombre que usa el florete en el discurso: para Matteo Salvini los 224 inmigrantes rescatados por un barco de una ONG frente a las costas de Libia son «carne humana». Salvini carga contra los inmigrantes en lugar de contra la Unión Europea. La tensión que sufre Italia por la llegada descontrolada de la inmigración es más que comprensible y justificada, pero el Gobierno italiano debería rebelarse ante Bruselas, incapaz de ofrecer una política de solidaridad y, al mismo tiempo, compatible con el control de las fronteras. Salvini ve «carne humana» en la desesperación de quienes se lanzan al mar con altas posibilidades de ser engullidos para siempre. Hay tipos que deberían esfumarse de la política, hombres que no ven más allá de sus propias frustraciones, incapacidades de resolver los asuntos por los que reciben un buen salario público. Solo en los tres primeros meses del años, el Mediterráneo sentenció a 509 inmigrantes. De ellos, solo pudieron recuperarse 155 cuerpos. De los 354 restantes, nadie supo nada, nadie sabrá nada. Salvini, desde luego, no preguntará por ellos.

Etiquetas