Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

La sangre fría del agente que se negó a disparar al autor del atropello permitió su detención

Alek Minassian amenazó al agente con dispararle, pero el policía mantuvo la calma.

Momento en el que Minassian apuntaba al agente.
Momento en el que Minassian apuntaba al agente.

La Policía de la localidad canadiense de Toronto ha felicitado al agente que se negó a disparar a Alek Minassian, el presunto autor del atropello múltiple que ha tenido lugar este lunes en la ciudad y que se ha saldado con diez muertos y una quincena de heridos.

A pesar de que el sospechoso aseguró tener un arma en su poder e instó al policía a matarle, el agente se negó y dijo que "no importaba" y le instó a poner las manos en alto y tumbarse en el suelo, una actitud que ha sido elogiada por sus compañeros.

"Estaba claro que el sospechosos quería ser ejecutado. Estaba buscando que un policía le disparara", ha indicado Gary Clement, un antiguo superintendente de la Policía Montada de Canadá con 34 años de experiencia a sus espaldas.

"Diría que este individuo se ha encontrado con el agente de Policía adecuado", ha indicado Clement, que ha manifestado que "nadie sabe cómo van a reaccionar y en ese tipo de situaciones se reacciona de manera inconsciente". "Este agente lo ha hecho de forma muy madura", ha añadido.

El jefe de la Policía de Toronto Mark Saunders ha afirmado que el comportamiento del agente refleja "el gran entrenamiento que reciben los policías". "Se les enseña a usar la menor fuerza posible en cualquier situación", ha aseverado.

En un vídeo difundido por la cadena de televisión local CBC se puede observar cómo el presunto autor del atropello insta al policía a matarle tras fingir que iba a dispararle en varias ocasiones. La respuesta del agente ha sido recibida como un ejemplo de contención en un momento de caos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión