Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Espionaje

Rusia contraataca y acusa a Londres de provocar antes de las elecciones y el Mundial

El espía intoxicado, de 66 años, y su hija de 33, permanecen estables aunque en estado crítico.

Virginia Hebrero Actualizada 13/03/2018 a las 23:26
Theresa May durante una intervención en el Parlamento.AFP Photo

Rusia pasó hoy al contraataque ante las acusaciones de Londres de que está implicada en el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal, le exigió una muestra de la sustancia química que se empleó y consideró que todo es una provocación en vísperas de las elecciones del domingo y el Mundial de fútbol.

Antes de terminar el plazo dado por la primera ministra británica, Theresa May, para que Moscú explique cómo pudo llegar a Reino Unido el agente químico prohibido "Novichok" causante del envenenamiento de Skripal y su hija, el Kremlin lanzó toda una batería de ataques para negar participación y hacer recaer la responsabilidad en Londres.

"Ya hemos dicho que todo esto es absurdo. No tenemos ninguna relación con esto", dijo el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov.

Añadió que en cuanto Londres tuvo la sospecha del empleo de una sustancia prohibida por la Convención para la Prohibición de Armas Químicas -de la que forman parte Rusia y Reino Unido- tendría que haberse dirigido inmediatamente a Moscú e insistió en que Londres tiene la obligación de proporcionar acceso a todos los materiales relacionados con el caso.

Expertos rusos recuerdan que el país destruyó completamente su arsenal químico conforme a los acuerdos internacionales, bajo la supervisión de observadores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

El diario ruso "Kommersant" señaló que antes del caso Skripal ocurrido en Salisbury "sólo se había empleado el gas Novichok en una ocasión, en el envenenamiento en 1995 en Moscú del banquero Iván Kovelidi y su secretaria Zara Ismailova", un crimen por el que en 2007 fue condenado a nueve años de cárcel un antiguo socio suyo.

Según este diario, la sustancia fue comprada a un trabajador del Instituto estatal de investigación científica de química orgánica y tecnología, el único lugar que lo producía.

Mientras, las acusaciones del Reino Unido, a las que se han sumado EEUU y la Unión Europea, han provocado una cascada de reacciones en Rusia, que se ve una vez más blanco de ataques de Occidente.

La presidenta del Senado ruso, Valentina Matviyenko, destacó que tiene lugar a pocos días de las elecciones presidenciales rusas, en las que se prevé que el actual mandatario ruso, Vladímir Putin, revalide su mandato otros seis años.

"Es un intento de acusar a Rusia sin pruebas, de influir y presionar al país", dijo.

Por su parte, el presidente de la Duma (cámara baja), Viacheslav Volodin, acusó directamente a los servicios secretos británicos del intento de asesinato del exespía.

"El Parlamento británico debe pedir explicaciones a Theresa May porque la implicación de los servicios secretos británicos es evidente... Rusia no está interesada en que ocurran ese tipo de cosas", aseguró.

En la misma línea, el primer director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Serguéi Stapashin, dijo no descartar la participación de los servicios secretos de Reino Unido en el envenenamiento de Skripal.

"Para mí es obvio que pudo ser una simple provocación por parte de los servicios secretos británicos", afirmó Stepashin.

"Rusia tiene elecciones presidenciales pronto. Rusia ha sido acusada de todos los pecados mortales incluso sin esto (el caso del exespía). Dígame, ¿qué idiota en Rusia podría haber decidido hacer esto? ¿Dónde está la lógica?", agregó.

Además citó otra razón: "Rusia acogerá el Mundial de Fútbol. Los británicos nos odian por haber sido elegidos para albergar este evento".

Y en respuesta a la convocatoria ayer al ministerio británico de Exteriores al embajador ruso en Londres, Moscú hizo hoy lo propio con el embajador del Reino Unido, Laurie Bristow.

Al terminar la reunión en el Ministerio de Exteriores ruso, el embajador británico insistió en que Londres espera una explicación de Moscú esta noche sobre cómo pudo llegar el "novichok" a Reino Unido, y que May anunciará mañana las medidas oportunas.

Ayer, la primera ministra británica dijo en el Parlamento de su país que es "altamente probable" que Rusia sea responsable del envenenamiento de Skripal.

El espía doble, de 66 años, y su hija Julia, de 33, permanecen en estado crítico, aunque estable, desde que el 4 de marzo fueron hallados inconscientes en el banco de un parque en Salisbury (sur de Inglaterra).

May dijo que "está ahora claro" que ambos fueron envenenados con ese agente nervioso de naturaleza militar y subrayó que solo hay "dos posibilidades" para explicar el envenenamiento: o bien es "un ataque directo" de Rusia, o bien Moscú "perdió el control" de la sustancia y dejó que cayera en manos inadecuadas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo