Despliega el menú
Internacional

Empieza el juicio del británico que arrolló a musulmanes cerca de una mezquita

Causó la muerte de Makram Ali, de 51 años, que poco antes se había desplomado y estaba siendo atendido por otros feligreses, quienes resultaron heridos en el ataque.

El juicio al británico Darren Osborne, que el pasado 19 de junio arrolló a un grupo de musulmanes cerca de una mezquita en el norte de Londres, lo que causó un muerto y nueve heridos, empezó en el tribunal londinense de Woolwich.

Durante esta primera vista, expuso sus argumentos el fiscal Jonathan Rees, quien dijo que Osborne, de 48 años y natural de Cardiff (Gales), decidió "tomarse la justicia por su cuenta" al concluir que las autoridades no estaban haciendo lo suficiente para combatir la supuesta amenaza terrorista por parte de los ciudadanos de religión musulmana.

Osborne atropelló con una furgoneta a las 00.15 del 19 de junio a un grupo de fieles que salían de rezar durante el mes de Ramadán en dos mezquitas cercanas a Finsbury Park, lo que causó la muerte de Makram Ali, de 51 años, que poco antes se había desplomado y estaba siendo atendido por otros feligreses, quienes resultaron heridos en el ataque.

Rees explicó en la sesión de hoy que "las pruebas indican que intentaba matar al mayor número de personas".

Señaló que "matar a alguien por su religión es algo terrible" y subrayó que lo que hace "particularmente horrendo" este caso es que el resto de las víctimas eran ciudadanos que había acudido en ayuda de Ali.

Osborne, descrito por su esposa como un "alcohólico funcional" de "temperamento impredecible", está acusado de la muerte de Ali y del intento de asesinato de "otras personas en el cruce de las calles Seven Sisters y Whadcoat", imputaciones que él niega.

El fiscal dijo que, aunque estos cargos no son estrictamente de terrorismo, la nota que dejó el acusado y los comentarios que hizo tras su detención indican que "este acto de violencia extrema fue realmente un acto de terrorismo".

"Ese fue el móvil del ataque, que estaba diseñado para influir en el Gobierno e intimidar a la comunidad musulmana, con el propósito de promover una causa política, religiosa, ideológica y racial", afirmó.

Osborne, que había llegado a Londres el día anterior e inicialmente planeaba atacar una manifestación del Día de Al Quds, dejó un escrito en su furgoneta en el que acusaba a los musulmanes de terrorismo y de delitos sexuales cometidos en el Reino Unido.

En la nota, les tildaba de "violadores" e "incestuosos" y pedía que "volvieran al desierto", y calificaba de "simpatizantes de los terroristas" al líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, y al alcalde laborista musulmán de Londres, Sadiq Khan.

"Planeó hacer una declaración pública mediante la matanza de musulmanes, sabiendo que su nota manuscrita sería hallada por las autoridades", dijo el fiscal.

Este ataque en el norte de Londres se incluye en el total de cinco atentados cometidos en el Reino Unido durante 2017, cuatro en la capital y uno en la ciudad de Manchester, en los que murieron en conjunto 35 personas, más cinco de los terroristas.

Etiquetas
Comentarios