Despliega el menú
Internacional

Venezuela acusa a Colombia de retener el jamón que Maduro prometió por Navidad

Grupos de venezolanos de zonas humildes han protestado en los últimos días en distintos puntos del país al no llegarles el jamón navideño.

Un grupo de personas protesta en Caracas por la escasez de alimentos en Venezuela
Venezuela acusa a Colombia de retener el jamón que Maduro prometió por Navidad
Afp Photo

El ministro de Agricultura Urbana de Venezuela, Freddy Bernal, dijo este jueves que 2.200 toneladas de jamón se encuentran retenidos en Colombia, después de que Portugal negara las acusaciones del presidente Nicolás Maduro sobre falta de un alimento tradicional en Navidad y que se había comprometido a repartir al pueblo.

"Informo a Venezuela de que 2.200 toneladas de pernil están retenidas en Colombia", dijo Bernal en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, y señaló que "el saboteo no sólo es" de Estados Unidos "al congelarle las cuentas a los que les venden comida al país".

"Ahora el gobierno colombiano desde hace 7 días mantiene retenido los perniles en la frontera de Paraguachón" (entre La Guajira y el estado venezolano Zulia), agregó.

Asimismo, el también encargado del sistema de distribución de alimentos del Gobierno venezolano, los denominados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), dijo en otro mensaje que "el 60 % del pernil que hasta ahora" han distribuido "es gracias a la compra efectuada a los productores nacionales".

Según dijo, "el porcentaje programado fue saboteado" por Estados Unidos "y sus aliados comerciales en el mundo".

Grupos de venezolanos de zonas humildes han protestado en los últimos días en distintos puntos del país al no llegarles el jamón navideño prometido por Maduro para seis millones de familias que reciben el CLAP.

Según dijo Maduro este miércoles, la falta de jamones navideños se debe a un sabotaje por parte de Portugal, pero este país negó que tenga alguna responsabilidad en los fallos de abastecimiento de este producto y dijo que no tienen "ese poder de sabotear" la importación del alimento.

Adicionalmente, la empresa agroalimentaria portuguesa Raporal indicó que el Gobierno venezolano debe 40 millones de euros a varias firmas lusas por un cargamento de jamones navideños enviado en 2016.

Etiquetas
Comentarios