Internacional
Suscríbete por 1€

El supremacismo de EEUU evade el control del Gobierno con el bitcoin

Los ultraderechistas utilizan la moneda digital para burlar el control del Gobierno a sus finanzas y la regulación contra su propaganda en internet.

Existen al menos 200 cuentas de bitcoin vinculadas a grupos de extrema derecha, según SPLC.
El supremacismo de EEUU evade el control del Gobierno con el bitcoin
Efe

Después del rechazo social masivo contra los grupos neonazis generado por los graves choques en Charlottesville, Virginia, donde una persona murió atropellada por un ultra en una manifestación el verano pasado, las compañías tecnológicas reforzaron su regulación para prohibir la difusión de propaganda de ultraderecha en internet.

Los grupos supremacistas se vieron así virtualmente desterrados de la red en sus esfuerzos por recaudar fondos y propagar su ideología. Pero la derecha 'Alt', como también se conoce a los grupos ultras, no ha tardado mucho en circunvalar la prohibición digital y encontrar vías alternativas de acceso: el bitcoin.

La moneda digital ya era conocida en las filas de la ultraderecha como forma de ocultar transacciones financieras. El propio Richard Spencer, líder del supremacismo norteamericano, había declarado el bitcoin como "la moneda de la derecha 'Alt'" mucho antes de los sucesos de Charlottesville. Pero ha sido después cuando la ultraderecha se ha movilizado con urgencia para adoptar el bitcoin como herramienta financiera para evadir el control gubernamental y la prohibición digital.

El sistema descentralizado de moneda digital del bitcoin, sin control gubernamental o moneda física, y sus extraordinarias ganancias a pesar de su volatilidad bursátil se ha convertido en el paraíso financiero de la derecha supremacista al igual que de delincuentes, blanqueadores de dinero, vendedores de armas y otros negocios ilícitos. Pero no todos los usuarios del nuevo sistema monetario digital son ilegales. Numerosas empresas, organizaciones sin ánimo de lucro o individuos en general utilizan diariamente el bitcoin para sus transacciones financieras digitales por su alta rentabilidad.

A pesar de su ubicuidad, el sistema descentralizado del bitcoin hace imposible conocer la propiedad de las cuentas, las transacciones o los beneficios por parte de los supremacistas. Las organizaciones que monitorean la actividad política de los grupos extremistas, como el Southern Poverty Legal Center (SPLC), han detectado un aumento drástico en las transacciones financieras digitales de la ultraderecha.

Según SPLC, se han detectado al menos 200 cuentas en bitcoin pertenecientes a grupos de extrema derecha y relacionados con páginas web supremacistas donde se piden donaciones dirigidas a estas cuentas.

Aunque el seguimiento no revela la identidad del propietario, los patrones de fechas, horas y cantidades revelan pistas sobre su origen. Una de las donaciones más reveladoras realizadas recientemente fue un pago de 14,88 bitcoins a Andrew Anglin, editor de la más notoria revista digital neonazi, el Daily Stormer, que publicita su cuenta de bitcoin en línea.

El pago, realizado el 20 de agosto pasado, efectuado cuando la revista trataba de recuperarse del cierre de su página web, exhibía un eslogan nazi. La donación en agosto tenía un valor de 60.000 dólares (algo más de 71.000 euros); hoy tendría un valor de casi 280.000 euros. Según la organización Fidelis Cybersecurity, se ha averiguado que la transacción se efectuó desde una cuenta aun mayor con unos 45 millones de bitcons.

Assange recoge beneficios

Otro conocido inversor en el destierro digital, aunque en una línea política diferente, Julian Assange, fundador de WikiLeaks, ha venido cosechando también los grandes beneficios del bitcoin. Tras las enormes presiones del Gobierno estadounidense sobre las grandes compañías de tecnología para bloquear la financiación de WikiLeaks a través de los métodos tradicionales de pagos, como bancos y tarjetas de crédito, Assange se vió forzado a buscar medios alternativos y a invertir en bitcoin.

En un tuit difundido el pasado mes de octubre, Assange 'agradecía' el 'favor' a sus enemigos políticos personalmente por haberle obligado a ir al bitcoin: "Muchísimas gracias", decía, "con un 50.000% de retornos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión