Despliega el menú
Internacional

Cientos de heridos y detenidos en una protesta islamista en Pakistán

En una operación policial para dispersar una protesta que bloquea desde hace dieciocho días una de las entradas a Islamabad

Imagen de disturbios en Islamabad.
Cientos de heridos y detenidos en una protesta islamista en Pakistán

Alrededor de 230 policías e islamistas resultaron heridos y más de un centenar de personas fueron arrestadas durante una operación policial para dispersar una protesta que bloquea desde hace dieciocho días una de las entradas a Islamabad, en demanda de la aplicación de la ley antiblasfemia.

La operación comenzó a primera hora tras cumplirse un ultimátum de un tribunal a los seguidores del clérigo Khadim Hussain Rizvi, que demanda la dimisión del ministro paquistaní de Justicia, Zahid Hamid, por un cambio en la forma de jurar los cargos electos.

Unos 5.500 efectivos de las fuerzas de seguridad cargaron con pelotas de goma, gases lacrimógenos y cañones de agua contra unos 1.500 manifestantes, que respondieron con piedras, gases y granadas, informó en un comunicado la Policía.

Los manifestantes se retiraron tras los primeros choques, pero regresaron más tarde y, tras varias horas, las fuerzas de seguridad pararon la operación sin lograr dispersar la protesta.

"Para salvaguardar vidas humanas, los cuerpos de seguridad han suspendido las operaciones por el momento", según la nota policial.

En los choques en Islamabad resultaron heridas dos centenares de personas, entre ellas 108 miembros de las fuerzas de seguridad, dijo a Efe el portavoz de la Policía de la capital, Mohamed Rafique.

Las protestas se han extendido al menos a otras seis otras ciudades, entre ellas Lahore (este del país) y Karachi (sur).

El portavoz policial de Karachi, Mohamed Jamshed, detalló a que al menos 30 personas han resultado heridas en la ciudad, que ha sido escenario de varias protestas.

"En algunos puntos hay unos pocos manifestantes, en otros hay varios cientos, aunque no se han producido enfrentamientos", dijo a Efe, por su parte, el portavoz de la Policía de Lahore, Khushi Mohamed.

Además, al menos 144 manifestantes han sido detenidos, de acuerdo con la Policía.

El ministro paquistaní de Interior, Ahsan Iqbal, afirmó en declaraciones a la televisión estatal PTV que su intención es "limpiar" la zona sin pérdida de vidas humanas y señaló a la vecina India como responsable de los incidentes.

Los manifestantes "han contactado con la India, ¿por qué? Lo estamos investigando", manifestó Iqbal.

Al final del día, el Gobierno autorizó el despliegue de "tropas suficientes" del Ejército para "controlar la situación de la ley y el orden" en el territorio de Islamabad, según una orden del Ministerio de Interior.

Poco antes de ello, el jefe del Ejército, Qamar Javed Bajwa, telefoneó al primer ministro, Shahid Khagan Abbasi, para "sugerirle" que gestionase la crisis evitando la violencia, como escribió el portavoz de los militares, el general Asif Ghafoor, en su cuenta de la red social Twitter.

La Autoridad Reguladora de Medios de Pakistán (PEMRA, en sus siglas en inglés) ha prohibido la emisión en directo en las televisiones de imágenes de la protesta y varios canales han sido sacados del aire por hacerlo.

Etiquetas
Comentarios