Despliega el menú
Internacional

Un juez bloquea la decisión de Trump de vetar a los transgénero en las Fuerzas Armadas

Trump justifica este veto atendiendo a los "costes médicos" que supondría la presencia de militares transgéneros.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Trump reivindica de nuevo construir el muro tras el asesinato de un agente en la frontera
AFP Photo

El juez del Distrito de Baltimore Marvin Garbis ha bloqueado este martes el veto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para impedir que las personas transgénero puedan acceder a las Fuerzas Armadas y ha aseverado que la prohibición podría constituir una medida inconstitucional dado que se basa en elementos discriminatorios.

Garbis ha sentenciado que el veto carece de justificación y que "no puede presentar un interés legítimo para el Gobierno". Su decisión sigue un bloqueo similar estipulado el 30 de octubre por un juez federal con sede en Washington.

La polémica del veto se remonta al mes de julio, cuando Trump tuiteó de forma vaga su propuesta. "Nuestros militares deben estar centrados en la victoria y no pueden cargar con los tremendos costes médicos y la alteración que los transgénero supondrán en el Ejército", señaló entonces el presidente.

El juez, que fue nombrado por el expresidente republicano George Bush en 1989, ha ido más allá que el tribunal del Distrito de Columbia y ha bloqueado, a su vez, la directiva del Gobierno de dejar de financiar las operaciones de cambio de sexo mientras el caso siga en los tribunales dado que esto podría afectar a los demandantes.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) ha asegurado en varias ocasiones que existe un consenso "claro" sobre el hecho de que no existen "inconvenientes" ni económicos ni logísticos por los que las personas transgénero y transexuales no tengan el mismo derecho que el resto a formar parte de las Fuerzas Armadas.

Uno de los demandantes, Brock Stone, tiene 34 años y ha servido en la Marina de Estados Unidos desde hace once. Stone ha insistido en que quiere continuar formando parte del Ejército durante al menos otros 20 años.

Para el abogado Joshua Block, Trump se está limitando a "intentar sumar puntos políticos baratos" a costa de una acción "desesperada". "Los militares transgénero que sirven en las líneas de combate por este país se merecen algo mejor que un comandante en jefe que rechaza la humanidad más básica", ha denunciado.

El dirigente anunció en agosto que las Fuerzas Armadas no aceptarían a personas transgénero en sus filas, para lo que esgrimió como motivo los "costes médicos" que supondría su presencia.

En base a lo estipulado en el memorándum de la Casa Blanca sobre el veto, el secretario de Estado, James Mattis, deberá presentar un plan de cara al 21 de febrero sobre cómo implementar el veto. Para ello, el secretario tendrá que considerar si los efectivos en cuestión están capacitados para ser desplegados en zonas de guerra o vivir durante meses en embarcaciones militares.

Etiquetas
Comentarios