Despliega el menú
Internacional

Sin ningún "rastro" del submarino argentino, que se habría quedado sin aire

La Armada argentina confirma que no existe pista alguna sobre el paradero del submarino.

Buscan en Argentina un submarino con 44 tripulantes a bordo
Buscan en Argentina un submarino con más de 40 tripulantes a bordo
Agencias

La Armada argentina no ha localizado "ningún rastro" del submarino 'ARA San Juan', desaparecido hace una semana con 44 tripulantes a bordo, y ha reconocido que este jueves la búsqueda entra ya en una fase "crítica", en la medida en que el aparato se podría quedar sin aire en caso de que no hubiese salido a la superficie durante todo este tiempo.

El portavoz de la Armada, Enrique Balbi, ha comparecido ante los medios para aclarar que, pese a las sospechas de posibles rastros en las últimas horas, no existe pista alguna sobre el posible paradero del submarino. "Se está llevando adelante una operación de búsqueda de extrema magnitud", ha destacado.

Balbi ha explicado que, en caso de que esté sumergido, el submarino "no tiene capacidad para ir a superficie y poder renovar el oxígeno", lo que llevaría la situación a una fase "crítica". Aunque no ha descartado que esté en superficie, ha admitido que las aeronaves de rastreo ya han recorrido "el cien por cien" del área marcada, según medios locales.

El 'ARA San Juan' zarpó hace diez días de la ciudad de Ushuaia y tenía previsto llegar el domingo al puerto de Mar del Plata, pero su contacto se pierde a las 7.30 del miércoles. Balbi ha pedido a los familiares que esperan cualquier noticia en una base naval que "no pierdan la esperanza".

"Nos une saber que van a volver"

Los amigos de Jorge Bergallo, uno de los 44 tripulantes están convencidos de que todos los marineros que viajan en la nave "son excelentes profesionales" y que "van a volver en cualquier momento".

"Sabemos que van a venir, tenemos plena confianza, los estamos esperando. A seguir luchando, pensando, rezando, teniendo fe", cuenta Diego, amigo de Bergallo, quien junto al resto de la tripulación partió el 13 de noviembre del sureño puerto de Ushuaia hacia su base en Mar del Plata cuando se perdió su rastro el miércoles pasado.

En la base naval centenares de personas, entre amigos y familiares de los submarinistas aguardan, con el apoyo de psicólogos y psiquiatras, a que la intensa búsqueda en aguas del Atlántico Sur desemboque en el hallazgo del sumergible y de sus tripulantes sanos y salvos.

"Es un tipazo. Lo conocimos desde que nacimos. Nuestros padres son marinos, compañeros de promoción del papá de Jorge. Así son las cosas de la vida. Nos une el espíritu de saber que van a volver todos y hay que pensar en eso", relata Hernán, otro amigo, en declaraciones a Canal Diez Mar del Plata.

Bergallo, de 45 años, casado y con hijos y apasionado de la Marina desde que nació, por ser la de marino la profesión de su padre, siempre quiso ser submarinista, una afición que compaginó con su participación en el Sporting Club de rugby de Mar del Plata, donde hizo multitud de amigos que todavía conserva y quienes este martes impulsaron una oración en honor de él y del resto de los 43 marineros.

Etiquetas
Comentarios