Despliega el menú
Internacional

Acción de Gracias, día de playa

Los termómetros superarán los 30 grados en varias ciudades estadounidenses.

Una voluntaria entrega comida en Acción de Gracias a personas sin hogar
Acción de Gracias, día de playa

Una inusual ola de calor para esta época del año azota el suroeste de Estados Unidos y los meteorólogos esperan que la temperatura supere récords centenarios el fin de semana de Acción de Gracias.

Mientras los estadounidenses se preparan para disfrutar de la comida tradicional de esa festividad, se espera que el termómetro alcance los 33 y 32 grados centígrados este miércoles y jueves respectivamente cerca de Los Ángeles, y los 31 grados en Phoenix, Arizona, alrededor de 10 grados por encima de lo normal.

"Las temperaturas alcanzarían récords (el miércoles) y para Acción de Gracias en todo el suroeste de California", "picos históricos de calor (36 grados) se han observado en Oxnard y Camarillo", un suburbio de Los Ángeles, tuiteó el Servicio Meteorológico estadounidense (NWS).

Según el meteorólogo del NWS Joe Sirard, citado por Los Angeles Times, el récord de calor para Acción de Gracias, una fiesta pagana celebrada el cuarto jueves de noviembre, se fijó en 32 grados el 26 de noviembre de 1903.

En Arizona, si el mercurio marcara 31 grados, "será la fecha más tardía del año registrada en tener una temperatura tan alta", afirmó el NWS en Twitter.

Cerca de Las Vegas, los pronósticos son similares para fines de noviembre. En San Diego, Los Ángeles y Santa Bárbara, muchos planearon ir a la playa para broncearse después de comer el clásico pavo.

Del otro lado del país, la costa este tiritará con temperaturas más otoñales, de alrededor de 0 grados Celsius.

El planeta batió en 2016 su tercer récord anual consecutivo de calor, con una temperatura superior en unos 1,1°C al promedio de la era preindustrial, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Según climatólogos, el número de sequías, incendios forestales, inundaciones y huracanes relacionados con este desajuste se ha duplicado desde 1990.

Una serie de desastres climáticos se ha observado en Estados Unidos este año, entre huracanes recurrentes y devastadores incendios forestales, particularmente en las regiones vitivinícolas de Napa y Sonoma en California.

Etiquetas
Comentarios