Despliega el menú
Internacional

La isla griega de Lesbos se pone en huelga en protesta por convertirse en una cárcel para migrantes y refugiados

Los isleños han cerrado comercios, tiendas, oficinas municipales, enfermerías y farmacias con consignas como "Lesbos no es un lugar para el exilio".

Protesta ciudadana en la isla de Lesbos.
La isla griega de Lesbos se pone en huelga en protesta por convertirse en una cárcel para migrantes y refugiados
Afp

Los residentes de la isla griega de Lesbos se han puesto en huelga este lunes en protesta contra las políticas europeas que, a su juicio, están convirtiendo la isla en una prisión para inmigrantes y refugiados.

Los isleños han cerrado comercios, tiendas, oficinas municipales, enfermerías y farmacias y docenas de ellos se han congregado en la plaza central, donde han pedido que el Gobierno traslade a los demandantes de aislo a la Grecia continental. En las pancartas se han podido ver consignas como "Lesbos no es un lugar para el exilio".

La isla atiende a alrededor de 8.500 demandantes de asilo en instalaciones diseñadas para albergar a menos de 3.000 personas. La violencia se desata a menudo debido a los retrasos en la tramitación de la solicitudes de asilo y a las paupérrimas condiciones de vida. Grupos en defensa de los Derechos Humanos han descrito las condiciones en los campos de Grecia como deplorables e inhumanas.

"Ni Lesbos es una prisión al aire libre, ni dejaremos que nadie la vea como tal", ha indicado el alcalde de la isla, Spyros Galinos. También ha añadido que no pueden soportar más esta situación y que "Lesbos está en estado de emergencia".

Situada a pocos kilómetros de la costa de Turquía, esta ínsula se ha llevado la peor parte la crisis migratoria europea. En 2015, casi un millón de personas --la mayoría de los cuales huían de Siria, Afganistán e Iraq-- llegaron a las costas de Lesbos antes de dirigirse al norte, principalmente a Alemania.

Del mismo modo, miles de demandantes de asilo se han quedado varados en Lesbos y otras cuatro islas cercanas a Turquía desde que la Unión Europea firmó un acuerdo con Ankara en materia de refugiados en marzo de 2016, entre cuyos objetivos estaba terminar con los flujos migratorios hacia Grecia.

Se ha llevado a algunos de los solicitantes de asilo a campos en la Grecia continental, si bien las autoridades han asegurado que los términos del acuerdo firmado impiden que estos viajen más allá de las islas.

Etiquetas
Comentarios