Despliega el menú
Internacional

Venezuela, con grave escasez de comida y medicinas, pone en órbita su tercer satélite

Las elecciones de gobernadores del domingo escenifican un nuevo enfrentamiento entre el régimen de Maduro y la oposición.

Maduro durante una reunión con los ministros.
Maduro está dispuesto a "convertirse en dictador" para lograr paz económica
Reuters

Desde este lunes Venezuela tiene tres satélites en órbita gracias a la colaboración de China. Sumergida en una crisis económica aguda, con muchas partes del país se vive bajo mínimos, escasez de alimentos, medicinas y productos básicos, el Gobierno de Nicolás Maduro ha considerado que es una prioridad convertirse en "una potencia en materia aeroespacial", como dijo el ministro de la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, desde el Centro de Lanzamiento de Jiuquan, provincia china de Gansu, desde donde se lanzó el cohete bautizado como Antonio José de Sucre, que tiene previsto estar cinco años en órbita.

"En medio de un torbellino de ataques, Venezuela sigue de pie y con dignidad", dijo Tarek el-Aissami, portavoz del régimen chavista, también desplazado al gigante asiático. Añadió que el trabajo de "más de cien ingenieros venezolanos durante tres años" ha posibilitado "un ejercicio digno para la preservación de nuestra soberanía e independencia". Con un ángulo de observación de 30 kilómetros, el satélite servirá para la "planificación de proyectos de gran impacto en áreas como agricultura, salud, energía, seguridad alimentaria, gestión de riesgos socio-naturales y seguridad ciudadana", según las fuentes.

Desde Venezuela, Nicolás Maduro calificó la puesta en órbita del Antonio José de Sucre como histórica y señaló que "esto es independencia tecnológica que vamos conquistando en la gran asociación estratégica con nuestros hermanos de la República Popular China".

Diálogo fallido

El mandatario aprovechó la ocasión para hacer también un balance de su situación política venezolana y señaló que el diálogo con la oposición presentaba "un avance del 95%". Dijo esperar que "la próxima semana, como hemos acordado, nuevamente se reinstale la mesa por la paz y la soberanía". Sin embargo, sus oponente lo niegan. Según el diputado Luis Florido, están "lejos" de iniciar el "proceso de negociación" y que no se habían registrado avances desde el fallido encuentro que tuvo lugar en septiembre en la República Dominicana.

En estos momentos tanto el Gobierno como el antichavismo están enfrascados en la campaña de las elecciones para elegir los gobernadores, que tendrán lugar el domingo. El Ejecutivo de Maduro ha puesto en marcha el Plan República y ha desplegado tropas en los 13.000 centros electorales para garantizar unos comicios en los que competirán doscientos candidatos de todos los colores.

El reto de ambos bandos es que no cunda el desánimo y los ciudadanos acudan a las urnas. El gobernador opositor Henrique Capriles, que no puede aspirar a repetir mandato porque fue inhabilitado, recordó a los electores la importancia de que "el pueblo vote y se exprese". Agregó que "no es momento de alejarse de la política, porque si lo hacemos la mala política se mete en su casa y toma las decisiones".

Etiquetas
Comentarios