Internacional
Suscríbete por 1€

Portugal despliega más militares y agentes para atajar la oleada de incendios

En lo que va de año han ardido en Portugal más de 141.000 hectáreas.

Los bomberos luchan contra el fuego en uno de los focos.
Portugal despliega más militares y agentes para atajar la oleada de incendios
Afp

El Gobierno de Portugal desplegará más militares y agentes para atajar la oleada de incendios que afecta al país y que, según las previsiones meteorológicas, puede agravarse este fin de semana.

El refuerzo se enmarca dentro del estado de calamidad pública preventivo efectivo y que el Ejecutivo extenderá hasta el lunes para reunir en ese tiempo a todos los efectivos necesarios para que un eventual empeoramiento de las condiciones no se traduzca en más fuegos.

Y es que, sin contar la oleada de incendios de la última semana, en lo que va de año han ardido en Portugal más de 141.000 hectáreas, siendo especialmente grave el fuego de Pedrógão Grande, que dejó el pasado junio 64 muertos y más de 250 heridos en el centro del país.

Ante el agravamiento de las previsiones meteorológicas para los próximos días, sobre todo en el centro y norte, el Gobierno decidió decretar el estado de calamidad pública preventivo en 155 comarcas.

Las medidas que allí se implementarán fueron decididas hoy en una reunión entre el primer ministro luso, António Costa; la ministra de Administración Interna, Constança Urbano de Sousa, y los responsables de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional Republicana, la Autoridad Nacional de Operaciones de Socorro y la Liga de los Bomberos de Portugal.

Costa explicó, en una rueda de prensa posterior, que hasta el final del lunes las Fuerzas Armadas de Portugal desplegarán 140 equipos y dos medios aéreos de vigilancia, especialmente nocturna, ya que "el 40 % de los fuegos se originan en horario de noche".

Mientras, la Guardia Nacional Republicana (GNR) movilizará 150 equipos de vigilancia y disuasión, en tanto que también habrá colaboración de medios por parte de la Policía de Seguridad Pública y del Ministerio de Agricultura.

Otro aspecto relevante ha sido el incentivo a la participación de los bomberos voluntarios en los trabajos de extinción, a los que Costa prometió dos días de descanso por cada jornada de trabajo que realizaran mientras dure el estado de calamidad preventivo.

El primer ministro avanzó además que hasta el lunes habrá "prohibición absoluta de cualquier fuego de artificio u otro tipo de pirotecnia que se usa en fiestas populares", medida que trata de evitar el inicio de fuegos accidentales o por negligencias humanas, responsables del 90 % de los incendios de la semana pasada, según Protección Civil.

Más de un millar de bomberos, apoyados por decenas de medios terrestres y aéreos, algunos llegados desde España y Marruecos, combaten hoy un gran incendio forestal dividido en dos tras saltar una autovía al norte de la cuenca del río Tajo de Portugal, activo desde el pasado 16 de agosto.

El fuego que se declaró en el término municipal de Mação (centro del país) hace dos días saltó la autovía A-23 (que une Lisboa con la región Centro) en la tarde de ayer y ahora hay dos incendios forestales en un espacio de unos 15 kilómetros, según Proteccin Civil.

De estos dos fuegos, el más voraz es el de Mação, donde, según dijo a medios locales su alcalde, Vasco Estrela, en 48 horas han sido calcinadas más de 10.000 hectáreas en un zona forestal donde abunda el eucalipto y el pino, especies que favorecen la propagación de los incendios forestales.

En este municipio, donde permanecen cortados algunos tramos de la carretera nacional N-244, están repartidos en diferentes focos de fuego 850 bomberos, 255 vehículos terrestres y una decena de medios aéreos.

El otro gran foco de este gran incendio, cuya intensidad disminuyó a lo largo del día, está localizado al otro lado de la autovía A-23, en el municipio de Gavião, dentro del distrito de Portalegre (centro de Portugal), donde hay desplegado un operativo de extinción formado por 232 bomberos y 72 vehículos terrestres.

En este 2017 ya se han contabilizado 10.416 incendios de diferente magnitud, frente a los 7.571 incidencias que se desencadenaron hasta la misma fecha el año pasado.

Durante la última semana resultaron heridas 93 personas, 86 de ellas leves.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión