Despliega el menú
Internacional

Tercer Milenio

Varapalo a la persecución de los homosexuales en Rusia

Moscú recurrirá la sentencia de Estrasburgo que condena la ley amparada por Putin por "alentar la homofobia» con el pretexto de «proteger a los menores".

Momento en el que 5 activistas fueron detenidos por tratar de denunciar la persecución a los gays en Chechenia.
Detenidos 5 activistas por tratar de denunciar la persecución a los gays en Chechenia.
Efe

Cercado ya internacionalmente por el acoso a su propia oposición y el vapuleo a Ucrania, al presidente ruso, Vladímir Putin, sufrió un nuevo varapalo. Esta vez la reprobación llegó del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), cuyos jueces dictaminaron este lunes que la ley vigente en Rusia contra la "propaganda homosexual" entre los menores es "discriminatoria" y "alienta la homofobia". 

El fallo, al que solo se opuso el magistrado ruso, Dmitri Diédov, recrimina que las autoridades de este país, "al adoptar estas leyes, han reforzado el estigma, los prejuicios y alentado la homofobia, lo cual es incompatible con los valores de una sociedad democrática".

Según el Tribunal de Estrasburgo, "aunque las leyes en cuestión tenían como principal objetivo la protección de los menores, los límites no se han definido con claridad y su aplicación es arbitraria (...) y discriminatoria". Subraya también la inexistencia de un "interés social legítimo".

El TEDH considera que la ley rusa en contra de la propaganda homosexual "vulnera el artículo 10 de la Convención Europea de Derechos Humanos, relativo a la libertad de expresión, y el artículo 14, en el que se recoge la prohibición de cualquier discriminación".

El pronunciamiento de Estrasburgo se produce a instancias de los activistas de la Red-LGTB rusa Alexéi Kisiliov, Nikolái Báyev y Nikolái Alekséyev, multados por varias acciones de protesta contra la actitud del poder frente a los colectivos gais. Ahora, tras el fallo del TEDH, tendrán que ser indemnizados con 43.000 euros.

El Ministerio de Justicia ruso, no obstante, anunció que recurrirá la medida ya que, según su opinión, las leyes "no contradicen las prácticas internacionales". Por su parte, Leonid Slutski, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Duma (Cámara Baja del Parlamento) tachó de "politizado" el veredicto del Tribunal Europeo y lo descalificó como un intento más de "demonizar" a Rusia.

La ley que prohíbe en Rusia la propaganda homosexual fue aprobada en 2013 y contempla multas de hasta un millón de rublos (unos 15.000 euros). Aquel año se adoptó también la normativa que impide las adopciones a las parejas de mismo sexo y a los solteros de los países que, como España, tienen legalizado el matrimonio homosexual.

El Patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril, comparó hace tres semanas los matrimonios del mismo sexo con las leyes vigentes durante la Alemania nazi. A su juicio, "algunos países de Occidente, lamentablemente, han comenzado a aprobar leyes que contradicen la naturaleza del ser humano, la moral y la conciencia". "La gente se ha rebelado contra dichas leyes (...) igual que repudió la legislación nazi y la del 'apartheid'", sostuvo al presentar en Kirguistán su libro 'La libertad y la responsabilidad, en busca de la armonía'.

"Orientación no tradicional"

El máximo dirigente ruso se declara convencido de que en su país nadie discrimina a las minorías sexuales. En el documental 'Entrevista con Putin' del director estadounidense Oliver Stone, el jefe del Kremlin sostiene que en Rusia "no existe ninguna limitación o represión por motivo sexual. Es más, muchas personas declaran abiertamente su orientación sexual no tradicional. Mantenemos contacto con ellos. Muchos logran un gran éxito en sus carreras profesionales e incluso reciben premios estatales".

Eso sí, defiende la ley contra la propaganda homosexual incidiendo en que los niños no deben estar expuestos a ella. "Una vez crezcan y sean mayores, podrán decidir cómo organizar su vida, incluido el aspecto sexual, sin restricciones", asegura.

Hasta ahora en Rusia no ha sido autorizada ninguna marcha del orgullo gay, pese a que cada año se solicita permiso para llevarla a cabo. Las leyes contra los homosexuales, según ellos mismos denuncian, han creado en el país un caldo de cultivo hostil e intolerante hacia ellos, que ha hecho posible el aumento de las agresiones.

El rotativo ruso 'Nóvaya Gazeta' ha venido informando en los últimos meses de casos de persecución a homosexuales en la república musulmana de Chechenia, incluyendo tres supuestas ejecuciones extrajudiciales y la existencia de cárceles secretas para recluirlos y torturarlos.

La cerrazón de las autoridades chechenas han impedido a la prensa hacer sus averiguaciones mientras que la investigación judicial ordenada por Putin insiste en que no hay pruebas de tales atrocidades.

Las organizaciones rusas LGTB discrepan y aseguran que al menos 40 gais han tenido que ser evacuados de Chechenia y enviados al extranjero. Human Rights Watch (HRW) acusó en un informe a la Policía de la república de detener, torturar, golpear y humillar a decenas de hombres homosexuales y bisexuales en un intento por "excluirles" de la sociedad.

Etiquetas
Comentarios