Despliega el menú
Internacional

El fallecido pudo perder la vida antes del atentado, según la Policía de Londres

La Met reveló que esta persona se desvaneció y estaba siendo atendida en el suelo por los feligreses que salían de la mezquita, tras las oraciones de la noche en el mes sagrado del Ramadán, momentos antes del suceso.

El suceso se ha producido cuando un grupo de musulmanes abandonaba una mezquita tras los rezos del Ramadán
Un muerto y ocho hospitalizados tras un atropello múltiple frente a mezquita
Efe

El hombre que falleció esta noche en la mezquita de Finsbury Park, en el norte de Londres, estaba recibiendo primeros auxilios antes de que un camión arrollara a varios peatones, por lo que se desconoce si su muerte fue causada por el ataque terrorista, informó este lunes Scotland Yard.

El subcomandante Neil Basu, de la Policía Metropolitana de Londres (Met), reveló a los medios de comunicación que esta persona se desvaneció y era atendida en el suelo por los feligreses que salían de la mezquita, tras las oraciones de la noche en el mes sagrado del Ramadán, momentos antes del suceso.

La Policía confirmó después su muerte, por lo que figura como víctima mortal del atentado terrorista, pero se desconoce si perdió la vida a consecuencia del atropello en el que otras diez personas resultaron heridas, dos de las cuales se encuentran en estado crítico.

"El hombre que murió en el incidente de Finsbury Park ya estaba recibiendo primeros auxilios por parte del público y todavía no se sabe si su muerte fue causada por el ataque", puntualizó Basu.

La Policía trata lo ocurrido como un atentado terrorista

El agente señaló que lo ocurrido se trata como un atentado terrorista y reveló que, por el momento, se cree que fue un solo individuo el que arrolló con una furgoneta a las víctimas, todas ellas miembros de la comunidad musulmana.

La Met no descarta en estos momentos ninguna hipótesis y mantiene "una mente abierta independientemente de cuál haya sido el motivo" detrás de esta agresión", señaló el agente.

Por el momento, un hombre de 48 años, el supuesto agresor que fue retenido por una multitud después de perpetrar el ataque, permanece bajo custodia policial y hasta la fecha "no se han identificado a otros sospechosos", desveló Basu.

El individuo detenido, que, según testigos, es un hombre blanco de fuerte contextura física, fue llevado a un hospital como medida de precaución y, una vez dado de alta, trasladado a una comisaría para ser interrogado.

El incidente ocurrió sobre las 00.20 hora local (23.20 GMT) al término de los rezos de la medianoche por el Ramadán.

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, presidirá este lunes el llamado Comité de Emergencia Cobra, formado por los principales ministros y representantes de las fuerzas del orden, para abordar el ataque cerca del templo.

Etiquetas
Comentarios