Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Un padre y una madre polacos, entre las víctimas del atentado de Mánchester

"Los padres llegaron después del concierto para recoger a sus hijas y lamentablemente tenemos información de que están muertos. Las chicas están bien", declaró el ministro de Exteriores de Polonia.

Masacre en el Manchester Arena
Masacre en el Manchester Arena
Agencias

Un padre y una madre polacos que habían ido a recoger a sus hijas al concierto del lunes de Ariana Grande en Mánchester están entre las víctimas mortales del atentado perpetrado al término del recital, informan este martes los medios británicos.

El ministro de Exteriores de Polonia, Witold Waszczykowski, explicó lo sucedido a una radio de ese país, según recoge la agencia británica 'PA'.

"Los padres llegaron después del concierto para recoger a sus hijas y lamentablemente tenemos información de que están muertos. Las chicas están bien", declaró.

Por su parte, un portavoz del Ministerio polaco confirmó que "al menos dos personas (de esa nacionalidad) han muerto y una está herida", sin precisar las circunstancias.

El martes, la estudiante universitaria Alex Klis dijo en Facebook que estaba buscando a sus padres, Angelika y Marcin, quienes, según la 'PA', podrían ser la pareja polaca.

"Cualquiera que esté en un refugio u hospital de Mánchester, si alguien se encuentra con mis padres por favor, por favor díganmelo, pues están desaparecidos desde el ataque", escribió esta joven.

Tres chicas de 15 años, de 18 y de 8

En las últimas horas se ha identificado también como víctima mortal a Olivia Campbell, una chica de 15 años de la localidad de Bury, cuya madre había hecho anteriormente continuos llamamientos para su localización.

Otras víctimas ya nombradas son Saffie Roussos, de 8 años, y Georgina Callander, de 18.

El atentado cometido el lunes por el terrorista suicida Salman Abedi con un explosivo casero, que ha sido reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), causó 22 muertos, entre ellos niños, y 59 heridos.

Entre los heridos, que fueron trasladados a ocho hospitales de la provincia, doce son menores de 16 años y una veintena está en estado crítico, con órganos dañados y posibles amputaciones, según el último parte médico.

Ante la posibilidad de que el terrorista no actuase solo, el Gobierno británico ha decidido elevar al grado máximo de "crítico" el nivel de amenaza terrorista contra el Reino Unido, lo que significa que otro ataque podría ser inminente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión