Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El Gobierno británico se queja a EE. UU. por revelar información del atentado

"La Policía británica ha sido clara en que quiere tener el control sobre el flujo de información para proteger la integridad operativa", ha afirmado la ministra británica del Interior.

Amber Rudd, Theresa May e Ian Hopkins.
Masacre en el Manchester Arena
AFP

La ministra británica del Interior, Amber Rudd, dijo este miércoles que se ha quejado ante el Gobierno estadounidense por haber difundido información sobre el atentado de Mánchester antes de que lo hicieran las autoridades del Reino Unido.

En unas declaraciones a 'Radio 4' de la 'BBC', Rudd afirmó que ese comportamiento de la Administración del presidente Donald Trump, que filtró detalles clave de la investigación, entre ellos la identidad del terrorista, fue "muy molesto", y aseguró que así se lo ha expresado a Washington.

"He sido muy, muy clara con nuestros amigos de que eso no debe repetirse", aseveró la ministra conservadora.

Preguntada sobre si la filtración de datos por parte de EE. UU. pudo socavar la estrategia de la Policía británica, contestó: "Francamente, sí. La Policía británica ha sido clara en que quiere tener el control sobre el flujo de información para proteger la integridad operativa (el elemento sorpresa), por lo que es muy molesto que la información surja por otras fuentes", afirmó.

Rudd negó sin embargo que las filtraciones hubieran puesto en peligro la investigación en el Reino Unido. "No iría tan lejos, pero puedo decir que la situación les ha quedado perfectamente clara y que no debe repetirse", dijo.

Fuentes de la Administración estadounidense se adelantaron a las autoridades británicas al revelar a los medios de comunicación que el ataque del lunes en la ciudad inglesa de Mánchester era un atentado terrorista y posteriormente el nombre del autor, el británico de origen libio Salman Abedi.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión