Despliega el menú
Internacional

Al menos un muerto al dispersar la policía a los seguidores de un jeque chií de Bahréin

Numerosos manifestantes fueron detenidos también durante la operación policial contra el grupo de manifestantes.

Al menos un manifestante murió este martes y decenas resultaron heridos durante una operación de la policía de Bahréin, que dispersó con armas de fuego y gases lacrimógenos, un campamento opositor, de seguidores del ayatolá Isa Ahmed Qasim, máxima autoridad chií del país, informaron activistas.

Numerosos manifestantes fueron detenidos también durante la operación policial contra el grupo de manifestantes, que desde hace meses mantienen una sentada permanente en la localidad de Duraz frente a la residencia del clérigo, que fue condenado el domingo pasado por instigar protestas con fondos supuestamente ilegales, precisaron las fuentes.

Los enfrentamientos entre la policía y los opositores se han extendido a otras áreas de Duraz, ubicada a unos 15 kilómetros de Manama, añadieron.

El Ministerio de Interior bareiní indicó por medio de Twitter que la operación tiene por objetivo "mantener la seguridad" y dispersar el campamento, que calificó de "punto de encuentro de fugitivos".

Qasim fue condenado el pasado domingo a un año de cárcel, que no tendrá que cumplir, y al pago de una multa de 256.000 dólares, y además la corte le confiscó nueve millones de dólares y dos edificios.

El tribunal le halló culpable de acumular ilegalmente unos 10 millones de dólares con el supuesto fin de instigar la agitación social en el país.

Las autoridades bareiníes retiraron la nacionalidad a Qasim en junio del año pasado y después disolvieron el partido político que encabezaba, Al Wefaq.

La comunidad chií, mayoritaria en el país, ha realizado numerosas protestas en apoyo a Qasim y en contra de la monarquía suní y de la creciente represión contra opositores en el país.

Etiquetas
Comentarios