Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Berlusconi se reinventa como animalista

El exCavaliere es algo más que el padrino de un nuevo partido defensor de los animales. Trata de seducir a los italianos que tienen mascotas de cara a las próximas elecciones.

Silvio Berlusconi.
Silvio Berlusconi.
AFP

La combinación de Silvio Berlusconi, un micrófono y unas encuestas suele ser preludio de un momento digno de atención y, en muchas ocasiones, también de una cierta diversión. El cuatro veces primer ministro italiano no defraudó el pasado sábado cuando se acercó al estrado para presentar el Movimiento Animalista, el nuevo partido fundado por Michela Vittoria Brambilla, exministra de Turismo en uno de sus gobiernos y mucho más conocida por su pasión por los animales que por sus habilidades políticas. Ahora ha decidido aunar ambas con esta nueva criatura electoral de la que el exCavaliere es algo más que un padrino: parece una 'marca blanca' asociada a su partido, Forza Italia (FI), para tratar de seducir a los italianos que tienen mascotas de cara a las próximas elecciones. La legislatura no acaba hasta el primer trimestre de 2018, pero es posible que los comicios se adelanten y se celebren el próximo otoño.

"Hemos hecho un sondeo", arrancó el sábado su intervención Berlusconi, que lleva veinte años preparando sus movimientos políticos según los indicios que obtiene de las encuestas. "Hemos preguntado algunas cosas a quienes tienen un animal en casa. Por ejemplo, cuál era el afecto que les ligaba a estos animales y se vio que el 92% los considera parte de la familia. El 82% está dispuesto a quitarse un bocado de comida para dárselo a su perro o a su gato, que muchos llaman 'niños'". A continuación el magnate empezó a poner cara de pillín para decir: "El 46% los hace dormir en la cama. El 26% dentro de la cama bajo las mantas". Y luego llegó el arreón: "Como soy un travieso, he querido una pregunta especial: 'Señora, si usted se encontrara en la dramática situación de tener que elegir entre su marido y su perrito, ¿a quién elegiría?' Y las señoras, aprovechándose del anonimato, han elegido con el 73% a su perrito".

Las encuestas

La última pregunta era para Berlusconi la más importante: 'Si hubiera entre los partidos un movimiento que tuviera como primer y principal punto la defensa de los derechos de los animales y del medio ambiente, ¿lo votaría?'. "La respuesta ha sido fantástica: el 20% de los 2.000 encuestados ha dicho que sí", explicó.

La reinvención del exCavaliere como candidato animalista este pasado fin de semana llegó precedida por un globo sonda pocos días antes de la Semana Santa. Acompañado por Brambilla, posó ante las cámaras mientras le daba un biberón de leche a un cordero recién nacido. Luego lo abrazó y besó, informando de que había adoptado cinco borregos para evitar que acabaran en el matadero y siendo protagonistas involuntarios de alguna comida de Pascua. Eligió Berlusconi para la ocasión un jersey negro que contrastaba a la perfección con el níveo color del animal. La imagen tuvo una enorme repercusión mediática y constituyó un golpe de efecto que le reconocieron hasta sus propios rivales. "Es un genio", dijo de él Michele Emiliano, candidato en las recientes elecciones primarias del izquierdista Partido Democrático, ganadas por Matteo Renzi. "Cuando he visto esa foto me he quitado el sombrero. Yo comí cordero, pero me provocó una crisis".

Los analistas políticos no creen en el 20% que, según el líder de FI, estaría dispuesto a votar a un partido animalista vaya a reflejarse en las urnas y consideran que los izquierdistas que aman a los animales lo rechazarán de pleno si va coaligado a la formación de Berlusconi. Pero hay quien admite que podría obtener entre el 2 y el 3% de los votos, suficiente para permitir que FI mantenga el liderazgo de la derecha italiana y no se vea superada por la Liga Norte.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión