Despliega el menú
Internacional

Alemania plantea cambiar nombres de cuarteles con nombres de militares nazis

Lo hace en el marco del proceso iniciado para eliminar cualquier resto del nazismo de las fuerzas armadas.

La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, subrayó este miércoles la necesidad de revisar los nombres de algunos cuarteles que tienen nombres de oficiales del ejército hitleriano en el marco del proceso iniciado para eliminar cualquier resto del nazismo de las fuerzas armadas.

La ministra, tras una comparecencia ante la comisión de Defensa y en el marco de la discusión sobre la presencia de tendencias ultraderechistas en el ejército alemán, señaló cómo ejemplo a dos cuarteles que llevan los nombres de Hans Joachim Marseille y Helmut Lent.

"Asumir una tradición implica escoger deliberadamente personas y hechos del pasado con los que nos identificamos. Cabe preguntarse qué tienen de ejemplar para el ejército actual personajes como Lent y Marseille", dijo Von der Leyen.

Marseille fue un piloto de combate durante la II Guerra Mundial que era llamado la 'Estrella de África' por la propaganda nazi por su eficacia a la hora de derribar aviones enemigos; mientras que Lent fue un general considerado bastante cercano a Hitler.

Von der Leyen recordó que el ejército alemán actual (Bundeswehr) ya tiene sesenta años de historia y consideró que en esas décadas ha habido suficientes personas para tomar como modelo.

La discusión sobre el cambio de nombre de los cuarteles y la revisión de la presencia de restos del nacionalsocialismo en las Fuerzas Armadas Alemanas surgió en el país al descubrirse el caso del teniente Franco A., detenido al sospecharse que preparaba un atentado xenófobo.

Von der Leyen reiteró este miércoles que fue un fallo el que en su momento no se detectara la ideología extremista de Franco A., cuyo trabajo de máster, presentado en 2013, contenía ya elementos típicos de la ultraderecha que debían haber provocado su expulsión del ejército.

Posteriormente, la ministra visitó el cuartel donde había estado estacionado Franco A. y se encontró con una sala decorada con parafernalia militar de la II Guerra Mundial que criticó duramente.

Otro caso similar se dio en un cuartel de Donaueschingen (suroeste de Alemania) y se abrió una inspección de todos los acuartelamientos y dependencias militares.

Según Von der Leyen, en casos individuales se han encontrado algunos objetos del pasado nazi, pero muchas veces pueden deberse al descuido.

Von der Leyen se refirió también al caso de una fotografía del excanciller socialdemócrata Helmut Schmidt vestido con el uniforme del ejército nazi y que fue retirada de la Universidad Militar de Hamburgo, suscitando también un amplio debate en el país.

El problema de esa foto, según la ministra, era que no se ponía en el contexto histórico con otras imágenes de Helmut Schmidt como canciller, como ministro de Defensa o como oficial de la reserva el ejército actual.

Entre 1995 y 2016, según el Ministerio de Defensa, se ha cambiado el nombre a 16 cuarteles alemanes para desligar al ejército actual del pasado nazi.

"El distanciarnos del extremismo es una tarea cotidiana para nosotros. A veces puede ser dolorosa pero es indispensable", dijo más tarde Von der Leyen en una intervención ante el pleno del Parlamento.

Etiquetas
Comentarios