Despliega el menú
Internacional

Directivos del sector financiero y empresas emergentes financiaron a Macron

En Marcha, creado en abril de 2016, consiguió recaudar cerca de 15 millones de euros, algo inédito en Francia para un movimiento político.

Macron.
Emmanuel Macron celebrando su victoria en las presidenciales francesas.

El presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, consiguió financiar la plataforma política con la que ganó las elecciones gracias a un dispositivo muy eficiente para recaudar fondos, en buena medida procedentes de donaciones de directivos del sector financiero y de empresas emergentes.

Este es el panorama que describe este viernes el diario de tendencia izquierdista 'Libération', en un artículo que sigue el hilo de la estrategia que permitió a En Marcha, creado en abril de 2016, recaudar cerca de 15 millones de euros, algo inédito en Francia para un movimiento político.

La investigación del periódico se sustenta en documentos internos de En Marcha pirateados en la última fase de la campaña (los afectados han situado el origen del ataque en Rusia) y difundidos el 5 de mayo por la tarde, a 30 horas de la apertura de las urnas para la segunda vuelta, en la que Macron derrotó a la ultraderechista Marine Le Pen.

'Libération', que dice haber verificado el contenido de esos documentos, pone el acento en la eficacia de la colecta de fondos del equipo del joven político socioliberal, un servicio dirigido por Christian Dargnat, antiguo responsable de la filial de gestión de activos del banco BNP Paribas.

También hace hincapié en que no ha descubierto nada ilegal, sino que, al contrario, los correos de Dargnat ponen en evidencia "una voluntad de respetar escrupulosamente la legislación sobre la financiación de los partidos".

Al comienzo del movimiento, fueron una treintena de allegados y sus familias los que hicieron las primeras aportaciones, de hasta 7.500 euros, el tope legal autorizado.

Se trataba de personas "próximas a los círculos de las finanzas" y a las que se llegó gracias a las redes de antiguos alumnos de HEC, una de las escuelas de comercio del país donde se forman las elites francesas.

Un documento interno con fecha del 26 de abril de 2016 -20 días después del lanzamiento de la plataforma de Macron- planificaba la estrategia para recaudar dinero, con los objetivos principales que había que privilegiar.

Entre los primeros grandes donantes, que pusieron más de 4.000 euros cada uno antes incluso de que ahora el presidente electo dimitiera a fines de agosto como ministro de Economía, 'Libération' ha identificado 78 nombres, entre los que hay dirigentes del banco Rothschild, en el que trabajó el propio Macron.

También hay otros ejecutivos del mundo financiero, de sociedades de gestión de activos o de la patronal de empresas emergentes Croissance Plus.

Cinco meses después de su creación, más de dos tercios de los fondos de En Marcha procedían de unos pocos grandes donantes, que en marzo pasado todavía suponían un 1,7% del total de las personas que habían puesto dinero, pero un 45% de los fondos.

Ese porcentaje fue disminuyendo en las últimas semanas y el movimiento señaló que ese grupo no representaba más de un tercio del total, y que 45.000 personas pusieron menos de 60 euros.

Etiquetas
Comentarios