Despliega el menú
Internacional

Violento robo de película a Prosegur en Paraguay

Una banda de delincuentes se lleva 18 millones después de volar el edificio de la empresa de seguridad española y matar a un agente.

Así quedó la oficina de Prosegur en Ciudad del Este.
Violento robo de película a Prosegur en Paraguay
Reuters

En una acción espectacular y sin precedentes, una banda de alrededor de 30 personas con ropas de camuflaje, las caras cubiertas y un sofisticado arsenal militar que incluyó vehículos, ametralladoras antiaéreas, explosivos y hasta un helicóptero asaltó una sede de la empresa de vigilancia privada española Prosegur en la paraguaya Ciudad del Este. Los atacantes, que montaron un amplio dispositivo en la zona para distraer a la Policía, asesinaron a un agente y se llevaron un botín que superaría los 18 millones de euros. Las fuerzas de seguridad buscaban a los delincuentes en el vecino Brasil.

La embestida, que se prolongó durante cuatro horas, comenzó antes de la medianoche del domingo, cuando los asaltantes detuvieron varios vehículos que circulaban por la zona, hicieron bajar a los conductores y dispusieron los coches para obstaculizar las calles. Luego cargaron los turismos cruzados con explosivos que hicieron detonar de manera simultánea. Las explosiones confundieron a los agentes, que se topaban con los accesos interrumpidos y no disponían del armamento adecuado para repeler el ataque.

Con el área controlada y custodiados por sus propios francotiradores, los atacantes se dirigieron al local de Prosegur, asesinaron de un disparo al policía que custodiaba el acceso y volaron la fachada del edificio mediante cinco explosiones. Una vez franqueada la entrada, accedieron a la cámara acorazada e introdujeron el dinero en bolsas, hirieron a otras cuatro personas -un agente y tres civiles- y huyeron en camionetas blindadas. Las fuerzas del orden los persiguieron, pero los atacantes sembraron de clavos el camino y se defendieron de los disparos policiales con sus propias ametralladoras.

Los vecinos no daban crédito. "Fue un susto terrible. Al principio pensamos que eran fuegos artificiales", relató uno de ellos. Una mujer reveló que le quitaron el vehículo a punta de pistola. Otro hombre contó que iba en su coche con su hija y su nieta cuando escuchó un ruido. "Pensé que era un reventón. Me bajo y veo que paran cuatro camionetas y descienden unas 15 personas con uniformes de camuflaje y pasamontañas. Me tiraron al piso y pasaron a mi familia al asiento trasero. Pero después uno dijo: 'Está con la familia', y me hicieron subir de vuelta para que me fuera".

En la Triple Frontera

Los testigos coinciden en que los encapuchados hablaban portugués. Ciudad del Este es la segunda urbe más poblada de Paraguay después de la capital, Asunción, y está situada en la llamada Triple Frontera donde el país confluye con Brasil y Argentina. Según la Policía, los delincuentes pertenecerían al Primer Comando de la Capital, una banda de criminales brasileños que floreció en las cárceles de este país. De todos modos, la fiscal Liliana Duarte, que confirmó que se trataría de entre 25 y 30 asaltantes, no descartó que en el golpe hubieran colaborado paraguayos.

Etiquetas
Comentarios