Internacional
Suscríbete por 1€

"La pena de muerte no previene el terrorismo, todo lo contrario"

Hubo menos muertes, pero más condenas a la pena capital.

Según el reciente informe de Amnistía Internacional sobre pena de muerte, cinco países son responsables del 87% de todas las ejecuciones del mundo: China, Irán, Arabia Saudí, Irak y Pakistán.

La ONG ha destacado el papel “grotesco” que desempeña China, “el mayor verdugo del mundo”, a la que atribuye más de mil muertes y denuncia que “cientos de casos de pena de muerte documentados no constan públicamente en la base de datos judiciales ya que son clasificados como secreto de Estado”.

En 2016 se registraron 1.032 ejecuciones en el mundo, lo que supone un 37% menos que el año anterior, “este descenso está motivado, en gran medida, por las reducciones registradas en Irán y Pakistán”, afirma el informe. Otra de las novedades que revela esta publicación es que Estados Unidos sale por primera vez en los últimos diez años de los cinco principales ejecutores y actualmente ocupa la séptima posición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión