Despliega el menú
Internacional

Cabello pide al chavismo prepararse para "defender" al país ante una invasión

"Aquel que traicione a nuestra patria en caso de conflicto debe ser tratado como enemigo", ha continuado el diputado del PSUV.

El diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha pedido este jueves a la militancia chavista alistarse para "defender" su país ante una eventual intervención militar propiciada por el "imperialismo" y los "enemigos" internos de la llamada revolución bolivariana.

"Preparémonos para defender nuestra patria (...) para defender inclusive a esta gente de la oposición que está como loca llamando a que intervenga un ejército en Venezuela, que intervenga la Organización de Estados Americanos (OEA)", ha dicho Cabello en un acto con simpatizantes desde su natal estado Monagas (este).

El también diputado instó, además, al pueblo a estar "más unido que nunca" y tratar como "enemigos" a quienes "están pidiendo la intervención del imperialismo en Venezuela".

"Aquel que traicione a nuestra patria en caso de conflicto debe ser tratado como enemigo", ha añadido sin aclarar a quiénes se dirigía.

En este sentido, ha instado a que cada sede regional del PSUV sirva para organizar a la población, y transforme a "cada mujer y cada hombre" en un "soldado de la patria".

"Nosotros estamos dispuestos a ser libres, se nos irá la vida, pero antes se les van las vidas a los traidores que traicionan la patria de Bolívar y (Hugo) Chávez", alertó.

Las declaraciones de Cabello surgen después de la reunión que tuvo lugar en el seno de la OEA para analizar la situación política en Venezuela, y que recibió el apoyo de los factores de oposición venezolana.

Según portavoces oficialistas, la reunión fue un intento de los opositores a Maduro y del "imperialismo" por impulsar una intervención militar en Venezuela.

Sin embargo, la discusión se enfocó en pedir a Venezuela la liberación de los presos políticos y la definición de un cronograma electoral. Tras la reunión el gobierno de Maduro dijo haberse adjudicado una "victoria" diplomática y aseveró que la Carta Democrática no fue invocada contra Venezuela.

Por su parte el presidente venezolano pidió abrir un debate sobre la "utilidad" y "pertinencia" de la OEA, y tachó a los países que pidieron sancionar a su nación como la "coalición de los fracasados".

Las declaraciones de Cabello se producen, además, horas después de que el Supremo venezolano anunciara que asumirá las competencias del Parlamento, controlado por la oposición debido a la persistencia del "desacato", un estatus que el máximo tribunal impuso el año pasado a la Cámara por el incumplimiento de varias sentencias.

Etiquetas
Comentarios