Internacional
Suscríbete por 1€

La tensión política entre Berlín y Ankara se agrava

El ministro turco de Justicia anula su viaje a Alemania al suspenderse "por seguridad" el mitin que iba a ofrecer a la comunidad residente.

Merkel en una foto de archivo.
El atentado presiona a Merkel y reaviva el discurso ultraderechista
Afp Photo

El boicot de dos ciudades alemanas a sendos actos políticos que iban a celebrar ministros turcos en el marco de la campaña a favor de la reforma constitucional que propugna el presidente Recep Tayip Erdogan ha dado una nueva vuelta de tuerca a la crisis en las relaciones entre Berlín y Ankara. La localidad de Gaggenau, en el sureño Estado de Baden Württemberg, anunció en el último momento la suspensión de una asamblea convocada por la Unión de Demócratas Turco Europeos (UETD) en la que debía intervenir anoche el ministro de Justicia turco, Bekir Bozdag. El titular de Economía del Gobierno de Ankara, Nihat Zeybecki, tampoco podrá protagonizar el domingo un acto similar en Colonia, al negarse las autoridades locales a alquilar una sala a la misma organización, cercana al partido AKP de Erdogan.

Ambos ayuntamientos adujeron razones de seguridad para impedir la comparecencia de los políticos, que buscan el apoyo de los 1,4 millones de residentes turcos con derecho a voto a la reforma que promueve Erdogan y que se someterá a referéndum el 16 de abril.

Hace dos semanas el primer ministro turco, Binali Yildirim, había protagonizado un mitin en la ciudad de Oberhausen que dió lugar a fuertes críticas en Alemania al coincidir con la detención del corresponsal del rotativo conservador germano 'Die Welt', Deniz Yücel, al que las autoridades turcas acusan de colaboración terrorista.

Visita de Erdogan

En sus labores informativas Yücel, con doble pasaporte, había tenido contactos con el prohibido Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) e informado sobre el 'hackeo' de los correos electrónicos del ministro de Energía, Berat Albayrack, yerno de Erdogan. El martes pasado la Justicia turca ordenó su ingreso en prisión preventiva y el miércoles la propia canciller federal, Angela Merkel, exigió públicamente su inmediata puesta en libertad.

La anunciada presencia de Bozdag ayer en Gaggenau había originado de nuevo protestas en Alemania. El Ejecutivo verde-socialdemócrata del Estado de Baden Württemberg exigió que "el Gobierno federal deje claro de manera inequívoca que en Alemania no se puede hacer propaganda para la instauración de una dictadura". También la Comunidad Turca en Alemania criticó por boca de su presidente, Gökay Sofuoglu, que "el Gobierno turco utilice medios públicos para para tomar partido por el AKP en el extranjero".

Y al comentar el caso del corresponsal de 'Die Welt', el ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, reconoció que "a la vista de lo que allí sucede hemos llegado a un punto en el que se ha acabado el tiempo de usar un tono silencioso". Maas quería haber aprovechado la presencia de su colega turco en Alemania para abordar el tema Yücel, pero Bozdag, que visitó Estrasburgo, voló directamente de vuelta a su país al conocer la prohibición del acto de Gaggenau. La crisis germano turca podría agravarse aun más. Erdogan estudia participar personalmente en Alemania en un acto favorable a la reforma constitucional que propugna.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión