Despliega el menú
Internacional

Las fuerzas iraquíes avanzan con dificultad en barrios del suroeste de Mosul

El Estado islámico está oponiendo resistencia y frenando su progreso, mientras los civiles han comenzado a huir.

Estado Islámico golpea los barrios del este de Mosul, en manos iraquíes
Estado Islámico golpea los barrios del este de Mosul, en manos iraquíes
Reuters

Las fuerzas iraquíes han avanzado este domingo en varios barrios del suroeste de la ciudad de Mosul (norte), pero el grupo terrorista Estado Islámico (EI) está oponiendo resistencia y frenando su progreso, mientras los civiles han empezado a huir.

Un comandante de las fuerzas antiterroristas, el general Abdelwahab al Saadi, ha dicho que sus unidades han logrado este domingo abortar casi quince ataques con coche bomba conducidos por terroristas suicidas en el barrio de Al Maamun.

Las fuerzas iraquíes han irrumpido en este distrito a principios de la semana y a día de hoy controlan el 80 por ciento del mismo, según Al Saadi, pero los enfrentamientos continúan en su interior.

Debido a la violencia, al menos treinta familias han sido evacuadas de Al Maamun hacia zonas seguras, señaló Al Saadi, mientras que ayer 1.508 personas salieron de este distrito, según el Ministerio de Migraciones iraquí.

Al mismo tiempo, los enfrentamientos siguen en el barrio de Al Tayarán, y el comandante de la Policía Federal, Raid Shaker Yaudat, ha dicho que sus fuerzas han logrado destruir barricadas levantadas por el EI y siguieron avanzando en el barrio próximo al aeropuerto y al río Tigris.

Yaudat ha destacado que sus unidades han matado a un líder del EI en Al Tayarán, identificado como Abdelrahmán Atia y apodado Abi Moaffaq. Asimismo, han abatido a francotiradores situados en lo alto de los edificios del distrito y en estos momentos siguen limpiando la zona de los elementos del EI que permanecen, añadió Yaudat.

El comandante ha destacado que el EI intenta limitar el avance de las tropas de la Policía hacia los edificios gubernamentales ubicados en Al Dauasa, en el centro de la parte occidental.

Por su parte, el jefe de las operaciones para la liberación de la provincia de Nínive -de la que Mosul es capital-, Abdelamir Rashid Yaralá, ha asegurado en un comunicado que las fuerzas de la Policía Federal controlan amplias partes de Al Tayarán.

Además, ha anunciado que lanzaron un ataque sobre el distrito de Al Yuseq, el cuarto que asaltan las tropas desde el comienzo de su ofensiva en el mitad occidental de Mosul.

El dirigente de las Fuerzas de Respuesta Rápida, Zamer al Husaini, ha dicho que sus hombres tomaron el control de los accesos a Al Yuseq y ahora rodean a los miembros del EI que se han atrincherado en unos edificios del área.

Al Husaini ha destacado que decenas de yihadistas, entre ellos líderes militares del EI, han sido abatidos en los choques.

Asimismo, ha asegurado que sus hombres se sitúan a menos de 800 metros del cuarto puente de Mosul, uno de los que atraviesa el Tigris y une la parte occidental de la urbe con la oriental.

Esta última está en manos de las fuerzas gubernamentales desde finales del mes de enero, por lo que, si las tropas se aseguran el acceso a uno de los puentes, pueden recibir refuerzos desde el otro lado del río e, incluso, lanzar ataques contra sus enemigos.

Por otra parte, el jefe del Consejo de Seguridad de la provincia de Nínive, Mohamed Ibrahim al Bayati, ha informado de que el EI ha trasladado a civiles hacia los barrios centrales de la mitad occidental, ante el avance de las tropas por el sur.

Al Bayati ha denunciado reiteradamente que los extremistas emplean a los civiles como escudos humanos y les impiden salir de Mosul para que su presencia limite los bombardeos y los ataques de artillería de las fuerzas iraquíes.

El representante provincial también ha dicho que los yihadistas exigieron a los civiles por los altavoces de las mezquitas que abandonen sus casas en el suroeste de Mosul y se dirijan a otras zonas más alejadas, aún bajo el dominio del EI.

El pasado día 19, las fuerzas iraquíes dieron comienzo a la ofensiva sobre el oeste de Mosul, que se prevé muy complicada debido a la elevada densidad de población de esta zona, compuesta por barrios populares de calles estrechas y mercados.

La ONU calcula que unas 750.000 personas permanecen en el oeste de Mosul y que cerca de 245.000 podrían huir de los combates en las próximas semanas.

Al oeste de la ciudad, donde operan las milicias progubernamentales Multitud Popular, también siguen los combates contra los radicales, que aún controlan algunas localidades y áreas.

El portavoz del paraguas de milicias lideradas por chiíes, Ahmad al Asadi, ha informado de que, hasta el momento, sus hombres se hicieron con el control de doce poblaciones y un total de 103 kilómetros al oeste de Mosul.

En el transcurso de las operaciones mataron a 207 terroristas e hicieron explotar 36 coches bomba, y destruyeron tres drones del EI.

Etiquetas
Comentarios