Despliega el menú
Internacional

Bayrou renuncia a su candidatura y se une a Macron ante el peligro del triunfo de Le Pen

Su alianza busca no fragmentar los apoyos de los votantes moderados en beneficio de la ultraderecha.

Macron y Bayrou en fotos de archivo.
Bayrou renuncia a su candidatura y se une a Macron ante el peligro del triunfo de Le Pen
Afp

El socioliberal Emmanuel Macron aceptó la alianza del centrista François Bayrou y dijo este pacto supone un giro en la campaña a la Presidencia de Francia, en la que la ultraderechista Marine Le Pen parte como una de las favoritas.

En declaraciones recogidas por los medios franceses, Macron opinó que las propuestas de Bayrou responden "plenamente" a la idea de "unión" y de "renovación" que él propugna y consideró que esta alianza representa un giro también en la vida política.

Macron, a quien los sondeos dan opciones de victoria en las elecciones presidenciales que se celebrarán los próximos 23 de abril y 7 de mayo, adelantó que se entrevistará con el líder centrista a partir de este jueves.

Bayrou, actual alcalde de Pau y líder del partido MoDem, optó por no representarse a las elecciones del 23 de abril para no fragmentar los apoyos de los votantes moderados en beneficio de la ultraderecha.

Para el político centrista, Francia "atraviesa un momento clave" en el que existe "el peligro de la victoria de la extrema derecha que supondría el fracaso de Francia y el desgarro de Europa".

En la última elección en la que se presentó, en 2012, obtuvo en torno a un 10 % de votos en el primer turno, mientras en el segundo apoyó a socialista François Hollande, que acabaría por batir al entonces presidente, el conservador Nicolas Sarkozy.

El político centrista aseguró que impondrá condiciones a Macron, que pasan por la adopción de medidas para "moralizar" la política francesa y para introducir una mayor proporcionalidad en la vida política del país.

Bayrou, que durante las primarias de la derecha se postuló en favor de Alain Juppé, criticó duramente al ganador de esos comicios, el exprimer ministro François Fillon, otro de los candidatos favoritos a El Elíseo.

En particular, recordó las sospechan que pesan sobre él por haber empleado de forma irregular a su esposa como asistente parlamentaria.

A Bayrou, al que los sondeos otorgaban en torno al 5 % de la intención de voto, fue cuarto en las presidenciales de 2002, con casi el 7 % de los sufragios; tercero en 2007, con el 18 %, y quinto en 2012, con casi el 10 %.

Macron recibió también el respaldo del ecologista François de Rougy, excandidato a las primarias organizadas por el gobernante Partido Socialista (PS).

Etiquetas
Comentarios