Despliega el menú
Internacional

Apedrean por segunda vez el vehículo en el que viajaba Macri

Nadie resultó herido. La Policía detuvo a siete personas.

Foto de archivo del presidente de Argentina, Mauricio Macri.
ARGENTINA HA VUELTO AL MUNDO, NO HAY MEJOR LUGAR PARA INVERTIR, AFIRMA MACRI
Efe

Por segunda vez en cuatro meses, un vehículo en el que se trasladaba el presidente de Argentina, Mauricio Macri, fue apedreado por desconocidos. En el ataque no hubo heridos pero sí se rompieron dos cristales de la camioneta en la que se desplazaba el mandatario. La Policía detuvo a siete personas.

Los hechos ocurrieron en la paradisíaca Villa Traful, en la región lacustre de la provincia de Neuquén, al sur del país, y pone en evidencia el nerviosismo que impera entre sectores que se oponen a la política de ajuste del Gobierno que no logra, hasta ahora, revertir la recesión.

Desde Navidad, Macri está descansando junto a su familia en Villa La Angostura, a 60 kilómetros de Villa Traful. No obstante, el lunes recibió allí al ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, a quien le pidió la renuncia. Este miércoles, hizo otro corte en sus vacaciones para volar en helicóptero a Traful e inaugurar un Centro de Interpretación e Información Turística. Al bajar de la aeronave subió a una camioneta que lo trasladó hasta el acto y allí fue donde se produjeron los impactos.

Pese a la agresión, el presidente se mostró tranquilo. Junto al lago Traful, abogó por "un futuro sin violencia" y dijo que "de nada sirve agredirnos o estar divididos cuando tenemos que estar juntos". Macri admitió que el que termina fue "un año difícil, duro". Se refirió así a la caída de la producción, el empleo, el aumento de los precios y de la pobreza. Se justificó diciendo que "las cosas no cambian de un día para el otro" y que "el camino es largo pero es el correcto".

Según la versión de Presidencia, minutos antes del acto "un grupo de alrededor de 10 personas lanzó piedras al vehículo en que se desplazaba el presidente Macri hacia el evento de inauguración (.) y provocó la rotura de dos vidrios del rodado".

Las primeras informaciones apuntaron a manifestantes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Neuquén, que protestaban por despidos. El líder del sindicato provincial, Carlos Quintriqueo, reconoció que los trabajadores iban a realizar una protesta contra el presidente. Según el sindicalista, Macri está "destruyendo el empleo y dejando a familias enteras sin trabajo". Pero aseguró que los activistas "no son responsables de los piedrazos".

De inmediato, la Fiscalía provincial dispuso allanar una vivienda cercana al lugar del acto y -según fuentes oficiales- se arrestó a siete personas.

Un ataque a pedradas a un vehículo de la comitiva oficial había ocurrido ya el 12 de agosto en la ciudad balnearia de Mar del Plata, al sur de la provincia de Buenos Aires, adonde el presidente había viajado para anunciar obras de infraestructura.

Etiquetas
Comentarios