Despliega el menú
Internacional

Obama promete represalias contra Rusia por el ciberataque denunciado por la CIA

Las autoridades estadounidense tendrán dificultades para detener a los culpables ya que Rusia no extradita a sus ciudadanos.

Obama, en la rueda de prensa de este lunes.
Obama: "Claro que estoy preocupado" por la presidencia de Trump
Jonathan Ernst/Reuters

El todavía presidente de EE. UU., Barack Obama, asegura que tomará represalias contra Rusia por el ciberataque informático contra la sede demócrata denunciado por la CIA. En una entrevista con la NPR, Obama ha asegurado que el país responderá a las intrusiones por parte de Rusia durante las elecciones del pasado 8 de noviembre, si bien ha señalado que algunas de las medidas que tome puede que no se hagan públicas.

En una entrevista con la emisora de la Radio Nacional Pública, Obama ha asegurado que cree "que no existe ninguna duda de que cuando un Gobierno extranjero intenta tener cierto impacto en la integridad de unas elecciones hay que tomar medidas".

Sin embargo, para Obama, la "ironía" de todo esto es que durante la mayor parte de su mandato, "una gran parte del Partido Republicano" le ha criticado por "no ser lo suficientemente duro con Rusia".

"Algunos de esos (que criticaron la postura de Obama) respaldaron a Donald Trump durante la campaña, a pesar de que la doctrina principal de su política exterior era que no debíamos ser tan estrictos con Moscú", ha continuado. "Y este tipo de inconsistencias creo que hacen que parezca que su postura sobre Rusia depende, cada día, de lo que es conveniente", ha añadido.La Casa Blanca blanca apunta directamente a Putin

Además, el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, ha asegurado que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha tenido un papel directo en la piratería informática efectuada con objeto de influir en la campaña electoral y beneficiar al republicano Donald Trump en la contienda política. Por su parte, el asesor adjunto de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas de Obama, Red Rhodes, está de acuerdo con Earnest y señaló directamente a Putin. No consideran posible que el ciberataque se efectúe desde el Gobierno ruso sin el conocimiento personal del presidente.

No obstante, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov ha dicho que estaba literalmente "estupefacto" por los informes que señalaban directamente a Putin.

Sin embargo, la Agencia Central de Inteligencia ha manifestado su seguridad de que los ataques cibernéticos rusos, pirateando los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y de varios miembros del partido como de la candidata demócrata Hillary Clinton, tenían la intención de favorecer al aspirante republicano.

A pesar de que el afectado o beneficiado Donald Trump haya ridiculizado los informes de la CIA, y de que se niegue a admitir que sean ciertos, senadores de ambos partidos han reclamado una investigación en el Congreso con objeto de aclarar lo sucedido.

El presidente Obama ha tratado durante la entrevista a la Radio Nacional Pública de evitar pronunciarse sobre las intenciones de Moscú hasta que exista un informe final, aunque no cuestiona el informe de la CIA y da por cierto que el sentido del ciberataque era precisamente el de influir en la campaña electoral. Sin embargo, ha evitado medir el impacto de la injerencia, pero sí insiste en que efecto directo en las elecciones del 8 de noviembre.

Obama, quizá aclare en la conferencia de Prensa prevista para el viernes, cuáles serán las represalias prometidas contra Rusia antes de emprender viaje para sus vacaciones familiares anuales en Hawái.La dificultad de detener a los piratas

Aunque se demostrara con nombres y apellidos quienes son los responsables directos de la piratería informática es prácticamente imposible su detención, salvo que los norteamericanos tengan un golpe de suerte y consigan detener a los hackeadores cuando estén de vacaciones en algún país que mantenga buenas relaciones con EEUU.

Rusia no extradita a sus ciudadanos y, salvo que sean capaces de localizarlos fuera del país, va a ser complicado que sean sometidos a juicio en EEUU.

Los EEUU dividen el mundo de los ciberataques en dos categorías. Por un lado, están los ataques dirigidos o patrocinados por los gobiernos, y las llevadas a cabo por los criminales. Sin embargo, la piratería en Rusia es difícil de catalogar debido a que el Gobierno ruso admite tácitamente que hay muchos hackers privados, aunque ocasionalmente trabajan para su Gobierno.

Esta misma semana, Joshua Samuel Aaron, de 32 años y buscado por el FBI bajo cargo de robo de cientos de millones de dólares de los bancos de Wall Street, ha sido extraditado desde Rusia y detenido el miércoles en el aeropuerto JFK de Nueva York. La diferencia es que Aaron era ciudadano americano, no un ruso.

Eso sí, los piratas informáticos también se van de vacaciones. En julio de 2013, las autoridades estadounidenses capturaron a un conocido hacker ruso llamado Aleksadr Andreevich Panin mientras estaba de vacaciones en la República Dominicana. Panin fue condenado a prisión por el robo de cerca de mil millones de dólares.

EEUU deberá esperar a que los 'piratas' se vayan de vacaciones. Que sean capaces de localizarlos y de que éstos acudan a lugares donde los Estados Unidos tengan firmados convenios de extradición, como ya sucedió en República Dominicana con Panin, porque cuando las autoridades americanas consiguieron detener al criminal cibernético Dmitri Ukrainsky en una ciudad de Tailandia, Rusia se movió con rapidez para conseguir que Tailandia no extraditara a Ukrainsky alegando que debía ser juzgado en Moscú.

Hace falta también que EEUU quiera perseguir a los responsables de los ciberataques. El futuro inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, parece inclinarse por un acercamiento hacia Rusia y no parece que quiera arriesgarse a un conflicto diplomático con el Gobierno de Putin ni que tenga especial interés en que se conozca si finalmente tales pirateos informáticos repercutieron e incidieron en que se convirtiera en presidente de EEUU.

Etiquetas
Comentarios