Despliega el menú
Internacional

Marrakech abre el principio de una nueva era en las negociaciones del clima

Se perfilan nuevos liderazgos y alianzas para abanderar la transición hacia una economía baja en carbono.

Marrakech abre el principio de una nueva era en las negociaciones del clima
Marrakech abre el principio de una nueva era en las negociaciones del clima

La cumbre del clima de Marrakech (COP22) ha abierto una nueva era en las negociaciones internacionales para combatir el cambio climático, en la que se perfilan nuevos liderazgos y alianzas para abanderar la transición hacia una economía baja en carbono que marca el Acuerdo de París.

La reunión de Marrakech, concluida la pasada medianoche, ha supuesto una celebración de la entrada en vigor del Acuerdo de París, once meses después de su aprobación, frente a los siete años que tardó el Protocolo de Kioto.

El nuevo tratado ha sumado once nuevas ratificaciones en la COP22, incluyendo a día de hoy a 111 de países que representan ya más del 80 % de los gases mundiales.

La victoria en las elecciones de Estados Unidos de Donald Trump, quien calificó el cambio climático de "cuento chino" y prometió sacar al país del pacto climático, cayó como un jarro de agua fría durante la primera de las dos semanas de la cumbre, pero paradójicamente ha servido para que todos los países hayan hecho piña para defenderlo.

"No hay ni un solo país que haya mostrado en Marrakech su intención de abandonar el acuerdo", recordó a Efe el comisario de Acción por el Clima, el español Miguel Arias Cañete.

China, India y hasta Arabia Saudí expresaron que "el Acuerdo de París es un camino de no retorno" y mostraron su determinación de trabajar a nivel nacional para cumplir las promesas hechas en el marco del mismo.

Queda por ver quién asume el liderazgo ejercido en esta materia por el Gobierno Obama si Trump cumple su promesa de salirse el pacto (lo cual demoraría cuatro años) o de la propia convención de cambio climático de la ONU que un presidente republicano, George Bush padre, suscribió hace justo 25 años.

Fuentes de la delegación estadounidense -todavía del equipo de Obama- confirmaron a Efe los "intensos esfuerzos diplomáticos" que se han llevado a cabo estos días para que un Trump ya electo no anunciase la salida del Acuerdo de París mientras uno de sus mayores promotores, el secretario de Estado de EE.UU. John Kerry lo defendía abiertamente en Marrakech.

Anoche, el primer ministro de Fiyi, que presidirá la próxima cumbre del clima (COP23), invitó a Trump a esta isla del Pacífico sur para que viera el efecto que está teniendo sobre la misma el aumento del nivel del mar.

Etiquetas
Comentarios