Despliega el menú
Internacional

Atacan con cócteles molotov un campamento de refugiados en Grecia

Se sucedieron dos ataques en la isla griega de Quíos, donde se concentraron miembros de la organización nazi Amanecer Dorado.

Un grupo de personas, probablemente afines a la extrema derecha, atacó la noche del jueves en dos ocasiones con cócteles molotov un campamento de refugiados y migrantes en la isla griega de Quíos, informaron este viernes los medios locales.

Los atacantes lanzaron cócteles molotov desde las murallas del castillo de Quíos al campamento improvisado de Suda, situado a su falda, y provocaron un incendio que destrozó dos tiendas de campaña.

Un segundo ataque tuvo lugar después, tras el cual un grupo de 150 refugiados y migrantes abandonó el campamento y pasó la noche en el puerto.

Poco después de la medianoche dos cooperantes que salieron del campamento fueron agredidos, a pesar de la presencia de agentes de Policía, según denunciaron ellos mismos, por un grupo de alrededor 30 personas, tras lo que fueron trasladados al hospital local.

Más tarde fue trasladado al hospital un refugiado que denunció que también había sido agredido por desconocidos.

"Se trataba seguramente de ataques organizados, no eran locales indignados", declaró un periodista de un medio de comunicación Quíos que pidió mantener su anonimato.

Un portavoz de la Policía dijo que hay una investigación en curso sobre la agresión a los dos cooperantes pero no sobre el ataque al campamento.

"Aún no sabemos las causas del incendio. La investigación de los bomberos sigue en curso", destacó el portavoz.

Ayer fue la segunda noche consecutiva de tensión entre locales y migrantes, pues el miércoles grupos de estos últimos, principalmente de origen africano, recorrieron la ciudad rompiendo escaparates y parabrisas de coches y lanzando piedras contra viviendas.

Simultáneamente se fueron congregando simpatizantes del partido neonazi Amanecer Dorado, algunos armados con barras de hierro, lo que elevó aun más la tensión en la isla.

Según informó la Policía, fueron detenidos cuatro migrantes, tres argelinos y un iraní.

La isla de Quíos, que cuenta con unos 50.000 habitantes, acoge a más de 4.000 migrantes y refugiados, cuatro veces más de la capacidad de albergue de que dispone, según datos oficiales.

Etiquetas
Comentarios