Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Estado Islámico - Daesh

El líder del Estado Islámico llama a sus combatientes a no rendirse en Mosul

"Esta guerra es vuestra guerra", insiste Al Bagdadi, quien urgió a convertir la vida de sus enemigos en un infierno.

Marina Villén y Yaser Yunes. El Cairo Actualizada 03/11/2016 a las 23:03
Foto de archivo de Abu Bakr al Bagdadi.Afp

El líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y autoproclamado califa, Abu Bakr al Bagdadi, urgió a sus combatientes a no abandonar el frente de batalla de su bastión iraquí de Mosul, en un mensaje desafiante pero con aires derrotistas.

"No huyáis, ya que esta guerra es global. La gran yihad (guerra santa) solo aumenta nuestra fe firme y estamos convencidos de que esto es el preludio de la victoria", dijo Al Bagdadi en un intento de infundir aliento en sus filas.

Este mensaje sonoro de 31 minutos de duración, titulado "Esto es lo que nos prometió Alá" y cuya veracidad no pudo ser confirmada, es el primero del líder yihadista desde que comenzó el pasado 17 de octubre la ofensiva militar contra Mosul.

De hecho, Al Bagdadi no difundía un audio en los foros yihadistas desde hace casi un año y en varias ocasiones se le dio por muerto o herido, aunque se cree que permanece en Mosul, la capital de Nínive y la segunda ciudad de Iraq.

A sus acólitos, el "califa" aseguró que "conservar el territorio con honor es mil veces más fácil que retirarse en la vergüenza", al tiempo que les instó a obedecer las órdenes de sus "emires".
"Cuidado con ser débiles en la yihad contra el enemigo", advirtió a sus huestes, una palabras que parecen llegar en respuesta a los casos de huida y rendición en el campo de batalla.

En opinión del director del Centro para Estudios de Oriente Medio de Beirut, Haizam Muzahem, el mensaje trata de animar a los yihadistas a "resistir y defender su capital Mosul".

"Al Bagdadi quiere infundir moral a sus seguidores y movilizarlos para que no se retiren de la batalla de Mosul", dijo a Efe el analista, que hizo hincapié en las informaciones de que hay combatientes que están huyendo y tribus suníes que se han rendido.

Pese a las noticias desalentadoras, Al Bagdadi mantuvo su desafío al mundo.

Con voz pausada y un discurso plagado de referencias a versículos del Corán y dichos del profeta Mahoma, llamó a proseguir la lucha para proteger Nínive, que calificó de "uno de los faros del islam bajo el gobierno del califato".

"Brigadas de combatientes, columnas de mártires (suicidas) partan con la bendición de Dios ya que esta guerra es vuestra (...) destruyan sus hogares y conviertan su sangre en ríos", pidió en alusión al castigo que según él merecen sus enemigos.

En su alocución, el líder yihadista lanzó, asimismo, un mensaje a los suníes de Irak, la misma rama del islam que profesa su grupo, con el objetivo de ganar nuevos adeptos.

"Los suníes de Irak aún permanecen como espectadores silenciosos pese al maltrato y la humillación que sufren del Gobierno chií", lamentó Al Bagdadi.

Para caldear los ánimos, el "califa" denunció que "los chiíes invaden vuestros territorios con el pretexto de combatir al EI, matan a los hombres, toman prisioneras a sus mujeres y los desplazan de sus hogares".

Al Bagdadi no olvidó lanzar sus dardos contra Occidente, en concreto a Europa, a la que definió como "cuna de los cruzados" y la acusó de intentar "invadir la tierra del islam y los musulmanes".
También contra Arabia Saudí, por "promover el laicismo y participar en las campañas militares en Iraq y Siria"; y contra Turquía, país al que amenazó con "invadir y aterrorizar".

"Los judíos, cristianos, ateos, apóstatas, renegados (chiíes) y todos los infieles han unido su dinero y ejércitos en una guerra contra los muyahidín" (guerreros santos), resumió Al Bagdadi con carácter victimista.

Sus palabras buscaron también los oídos de los musulmanes de países de Asia, Oriente Medio y África en los que hay actividad yihadista, y que -dijo Al Bagdadi- son "la base del islam" y "sorprendieron a los infieles con su yihad".

Muzahem interpreta estas palabras como "un intento de movilizar a los suníes de todo el mundo si el califato es derrotado" en Irak y Siria.

Por su parte, las amenazas a Turquía, Arabia Saudí y Occidente son a juicio del experto "un claro llamamiento a sus células en estas zonas a perpetrar nuevos atentados terroristas".

Los mensajes de audio de Al Bagdadi han sido escasos en este tiempo, así como sus apariciones públicas, que se limitan a la efectuada a comienzos de julio de 2014 en una mezquita de Mosul.
Entre las grabaciones que con anterioridad se le han atribuido, destaca la de noviembre de ese año, cuando aceptó la adhesión de otros grupos extremistas de Arabia Saudí, Yemen, Egipto, Libia y Argelia, y anunció la expansión del califato a estos países.

Desde esta deseada expansión y su rápida conquista de vastos territorios en Iraq y Siria en 2014, el EI se ve en la actualidad acorralado en Mosul, donde las fuerzas iraquíes ya controlan dos barrios, así como decenas de poblaciones a las afueras de la urbe.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo