Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Iraq

Los yihadistas enseñan los colmillos

Mientras se enfrentan a la ofensiva para liberar Mosul, los islamistas del Estado Islámico lanzan un duro ataque contra Kirkuk.

Jorge Fuentelsaz/Yáser Yunes. Jazer (Iraq) Actualizada 21/10/2016 a las 21:42
Fuerzas iraquíes, en su camino hacia Mosul.Ahmad Al Rubaye/AFP

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) mostraron este viernes que todavía son capaces de hacer daño a pesar de los reveses sufridos en el campo de batalla de los alrededores de Mosul en los últimos cinco días, con un ataque inesperado contra la ciudad de Kirkuk, que ha dejado 39 muertos.

Decenas de combatientes del EI lanzaron un ataque contra el sur de Kirkuk, a unos 170 kilómetros al sureste de Mosul, y se hicieron con el control de varias comisarías de Policía, informó el gobernador de esa localidad, Nachmeldín Karim. Al menos 39 personas, entre ellas 17 yihadistas, murieron en el asalto que se concentró en los barrios meridionales de Wahed Jazeirán, Domish y Midaa -en la zona sur de Kirkuk, en el camino hacia la localidad de Hawiya-, así como contra una planta eléctrica al oeste de la ciudad, donde murieron 16 trabajadores.

La planta eléctrica, situada en la localidad de Al Dabs, está siendo construida por la empresa alemana Siemens y la iraní Sunir, que están ultimando su puesta en funcionamiento bajo el paraguas del Ministerio iraquí de Electricidad.

Tras el ataque, los extremistas colocaron francotiradores en varios edificios y se produjeron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad iraquíes y las kurdas 'peshmergas', que han enviado refuerzos desde las provincias del Kurdistán iraquí.

El ataque coincide con el quinto día del comienzo de la operación para liberar Mosul, que ha forzado a los yihadistas a ceder terreno, especialmente al norte y al este de la capital de la provincia de Nínive y principal feudo de los extremistas en Iraq.

Los esfuerzos de las unidades antiterroristas del Ejército iraquí, que han tomado el relevo a los 'peshmergas' en varios lugares, se concentraban en la estratégica población de Bartala, situada a nueve kilómetros de Mosul.

Fuentes de seguridad situadas a la entrada de Bartala indicaron que todavía quedan algunos focos de resistencia en algunas partes de este pueblo, donde se encuentra la principal vía de acceso a Mosul desde el este, por la que pasa la carretera que une esta ciudad con Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

Las primeras casas del pueblo muestran la destrucción causada por los bombardeos, al igual que muchas de las aldeas situadas en los alrededores y que han sido liberadas en los últimos días.
Entre las ruinas de muchas de ellas, las fuerzas especiales iraquíes han establecido improvisados cuarteles.

Además, decenas de vecinos que abandonaron estos pueblos hace más de dos años se acercan desde el jueves con pequeños vehículos de carga a recuperar los enseres que dejaron precipitadamente ante la llegada del EI, y a pesar de la existencia de minas y explosivos improvisados dejados por los yihadistas.

Esta región estaba considerada como la mayor zona cristiana de Iraq y en ella vivían también otras minorías étnicas y religiosas que se convirtieron en blanco del extremismo de los yihadistas.

La carretera está prácticamente vacía y además de los habitantes de la zona, solo la atraviesan algunos periodistas y fuerzas iraquíes y kurdas. La vía de acceso está muy dañada en numerosos puntos y con restos de haber estado bloqueada con montículos de tierra.

Una unidad de vehículos blindados de los 'peshmergas' abandonó este viernes el frente, conocido como el de Jazer, por el nombre del río que discurre por la zona, en dirección a la provincia de Kirkuk.
Uno de sus oficiales, que prefirió no ser identificado, dijo que habían participado en la liberación de doce poblaciones que habían estado controladas por el EI y que ahora volvían a su cuartel de la Brigada 17 para liberar la localidad de Hawiya.

Por otra parte, en el mismo frente de Jazer, las tropas iraquíes rodearon por completo la zona de Bashiqa, al este de Mosul, según explicó el coronel Fadel Barwari, que agregó que están esperando refuerzos para irrumpir en ella.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo