Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Ritmos afrocaribeños toman Notting Hill durante el gran desfile del carnaval

Además de lo festivo, la seguridad volvió este año a estar presente.
Scotland Yard efectuó durante la celebración del evento más de 200 detenciones.

Ritmos afrocaribeños toman Notting Hill durante el gran desfile del carnaval
Ritmos afrocaribeños toman Notting Hill durante el gran desfile del carnaval

La música afrocaribeña tomó este lunes las calles del barrio de Notting Hill, por segundo día consecutivo, para dar ritmo al gran desfile del carnaval londinense y hacer bailar a la multitud de asistentes.

este lunes lunes -festivo en el Reino Unido- fue el día reservado a los adultos y el broche final del festival callejero más grande de Europa, que este año cumple su 50 aniversario y que ayer celebró su Carnaval de los niños.

Desde primera hora de la mañana, bailarines vestidos con minúsculos trajes pero de vistosos colores y complementos tomaron las calles de la popular colina al oeste de Londres. Su objetivo fue hacer que todos los asistentes movieran las caderas al ritmo de la percusión y de los silbatos.

La cabalgata, en la que también participan fulgurantes carrozas, recorrió este lunes alrededor de 5,6 kilómetros.

Además del ritmo musical y el color, la seguridad volvió este año a estar presente en el evento con un amplio despliegue de las fuerzas del orden.

Scotland Yard efectuó durante la celebración del evento más de 200 detenciones -156 este domingo y 88 durante la jornada de este lunes- "por diversos delitos", entre ellos agresiones sexuales, y otros relacionados con drogas, apuñalamientos y posesión de armas. Un portavoz policial vinculó este lunes la mayoría de esos arrestos a incidentes relacionados con las drogas y las armas y reveló que los agentes confiscaron un total de 26 puñales.

Para la jornada de adultos, la Policía Metropolitana de Londres desplegó este lunes alrededor de 7.000 agentes, y durante los días previos al carnaval llevó a cabo una operación especial en la que se efectuaron 215 arrestos. Durante esta edición, la MET ha aplicado un nuevo sistema de reconocimiento facial.

Esa tecnología escanea las caras de los viandantes gracias a las cámaras de seguridad y conecta las imágenes con una base de datos en la que están los retratos de aquellos individuos que tienen la entrada vetada, así como de aquellas personas que son buscadas por la policía. El concurrido festival ha contado esta vez con cerca de 40 sistemas de sonido y 70 escenarios, donde desde primera hora ha sonado tanto la música tradicional del carnaval afrocaribeño -el calipso, la soca o el reggae- como la salsa o el hip-hop.

Simon Jordan, una bailarina que lleva moviendo sus caderas en el carnaval desde 2002 y que este año formó parte de una de las 60 bandas de la cabalgata, comentó este lunes que "lo mejor del carnaval es la libertad que se siente al bailar en el desfile". "Hay una gran atmósfera, es una ocasión en la que todos nos juntamos, sin importar de dónde seamos, para divertirnos", dijo otra de las participantes, Nicole Callaste, una británica de orígenes caribeños. Esa mujer añadió que había "esperado un año entero" y que este "es el momento para disfrutar y pasarlo bien".

La comida ha sido otro de los elementos principales del evento, y buena prueba de ello la constituyen los alrededor de 300 puestos que han inundado de aromas las transitadas calles del barrio. Tiara Davis, una vecina de Notting Hill, indicó que le encanta poder comer "Jerk chicken" -pollo picante típico en la gastronomía jamaicana- con arroz en cada esquina durante estos días.

Esa residente admitió también que le disgusta que el carnaval tenga lugar en su vecindario pues "es como si viniese un huracán". Como parte del despliegue policial, los vecinos tienen que sellar las casas con láminas de madera para protegerlas y solo pueden acceder a sus calles con un documento especial.

Durante los días previos a la fiesta, "los agentes van casa por casa para comprobar que todo está en regla y retiran los cubos de basura de las calles por razones de seguridad", comentó.

El origen de esta fiesta se remonta a 1833, cuando se produjeron las primeras manifestaciones callejeras de júbilo en la isla de Trinidad con motivo de la abolición de la esclavitud. La población negra tomó entonces las calles para celebrar su carnaval con música, danza y vestidos, con lo que dio comienzo a una tradición que se fue consolidando con el tiempo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión