Despliega el menú
Internacional

Continúa la purga y Turquía suspende a más de 15.200 profesores

El cese se suma al de los más de loa más de 1.557 docentes universitarios del país.

Erdogan, este domingo, en un funeral por las víctimas del golpe de estado.
Erdogan, este domingo, en un funeral por las víctimas del golpe de estado.
Afp

El Consejo Superior de Educación de Turquía ha pedido la dimisión a los 1.577 decanos universitarios del país, informó la cadena de televisión CNNTürk.

El cese de los catedráticos se sumaría al de los 15.200 funcionarios suspendidos por el Ministerio de Educación, que en su mayoría son maestros de primaria y profesores de secundaria.

Del total de decanos, 1.176 lo son de universidades públicas y 401 de instituciones universitarias privadas, según la emisora.

Al menos 19 decanos de la Universidad Akdeniz en Antalya han presentado ya su renuncia, informó CNNTürk.

Este lunes ya fueron suspendidos de sus puestos más de 8.700 funcionarios del Ministerio de Interior y unos 2.500 de otros ministerios por su supuesta vinculación con la red de seguidores del predicador islamista Fethullah Gülen, al que el Gobierno acusa de orquestar el fallido golpe de Estado del pasado fin de semana.

En total, son ya 27.000 los funcionarios que han sido apartados de sus puestos y son miles los detenidos tras la asonada, entre ellos policías, militares y jueces.

Sigue la purga

La purga iniciada por las autoridades turcas a raíz del golpe de Estado fallido del viernes pasado, que está afectando principalmente a personas que se considera afines al clérigo autoexiliado Fetulá Gulen, ha continuado este martes en distintos órganos y administraciones públicas.

La Organización Nacional de Inteligencia ha suspendido a un centenar de trabajadores, la mayoría de los cuales no eran agentes en activo, bajo la sospecha de que estarían vinculados con la intentona, según un alto cargo turco.

Por otra parte, 257 trabajadores de la oficina del primer ministro también han sido apartados de su cargo por este mismo motivo, según fuentes de su equipo. Unas 2.600 personas trabajan en la oficina de Binali Yildirim.

También han sido apartados de sus cargos 492 trabajadores de la principal autoridad islámica del país por su presunta implicación en el golpe fallido y por supuestos vínculos "terroristas", según ha informado en un comunicado la Dirección de Asuntos Religiosos, que emplea a más de 100.000 personas.

Etiquetas
Comentarios