Despliega el menú
Internacional

Dos de los policías heridos en Baton Rouge reciben el alta; otro está muy grave

Un tercero permanece ingresado en estado muy grave con heridas en la cabeza y el abdomen.

Los vecinos recuerdan a los policías heridos y asesinados en Baton Rouge.
EL EXMILITAR NEGRO DE BATON ROUGE QUERÍA DECLARAR LA "GUERRA" A LA POLICÍA
Efe

Dos de los policías heridos este domingo en un ataque perpetrado por un individuo en Baton Rouge, Luisiana, han recibido ya el alta hospitalaria, mientras que un tercero continúa en estado muy grave. Otro agente está igualmente ingresado, pero su vida no corre peligro.

Un portavoz del Centro Médico de Nuestra Señora del Lago de Baton Rouge, Lauren Davidson, ha informado de la gravedad del interno, con heridas en la cabeza y en el abdomen. La Oficina del Sheriff de la Parroquia de Baton Rouge Este ha identificado a éste como Nicholas Tullier, de 41 años, recoge la prensa local.

Tullier cuenta con 18 años de experiencia como agente de la Oficina del Sheriff y ahora estaba destinado en la División de Patrulla Uniformada de Tráfico, ha explicado un portavoz del sheriff, Casey Rayborn Hicks.

También está hospitalizado el Bruce Simmons, de 51, ha revelado este lunes el sheriff Sid Gautreaux. El agente está en estado "grave" por sus heridas, aunque su vida no corre peligro. Simmons también trabajaba en la sección de tráfico de la Oficina del Sheriff y tiene 23 años de experiencia.

Mientras, continúan divulgándose detalles sobre lo ocurrido durante el incidente, protagonizado por el exmarine negro Gavin Eugene Long, muerto durante el tiroteo. "No cabe duda de que los policías eran el objetivo y de que fueron asesinados", ha explicado en rueda de prensa el superintendente de la Policía de Luisiana, el coronel Mike Edmonson.

"Ha sido un acto calculado contra quienes trabajan para proteger a esta comunidad a diario", ha añadido Edmonson. Para respaldar esta versión cuentan con una grabación de lo ocurrido y tres armas recuperadas en el escenario del crimen.

"Aún queda mucho por saber sobre el ataque, como los rastros del tirador en las redes sociales", ha apuntado, aunque ya se sabe que Long, residente en Kansas, llevaba varios días en Baton Rouge.

Baton Rouge ha sido escenario en los últimas semanas de protestas contra la actuación de la Policía y la muerte de negros en actuaciones policiales, el último caso el de Alton Sterling, muerto por disparos de la Policía el pasado 5 de julio.

Etiquetas